Fútbol

Así jugaron los madridistas en el buen partido de España

ramos-corta-internada-barzagli
Sergio Ramos corta la internada de Barzagli en el España-Italia. (Getty Images)
0 Comentar

De los seis madridistas presentes en la lista de la selección española para los partidos ante Italia y Albania preparatorios para el Mundial 2018, tan sólo dos partían de inicio ante los transalpinos: Carvajal y Sergio Ramos.

El lateral derecho blanco se las tenía que ver con el siempre difícil sistema 3-5-2 de la azzurra, con una de las bestias negras de la pasada Eurocopa como De Sciglio de marcador. Las subidas del carrilero zurdo obligaban al madrileño a aguantar más su posición de lo que estaba acostumbrado.

Mientras, el ya capitán de la Selección formaba dupla con Piqué y tenía enfrente a la delantera que tantos quebraderos de cabeza le dio en los malditos octavos de Francia: Pellé y Éder.

Ante la lesión de Jordi Alba, Lopetegui apostó por Nacho para la izquierda y en seguida con una internada por una banda que no es la suya demostró que el seleccionador no se equivocaba.

En el minuto 24, una asistencia de Carvajal que prolongó Sergio Ramos, a punto estuvo de significar el primer gol español después de un cabezazo flojo de Piqué.

Instantes después, un choque fortuito rodilla con rodilla del sevillano con Montolivo provocó la lesión del segundo, en otro parón antes de la media hora de encuentro.

En la segunda parte, otro madridista como Carvajal pudo abrir el marcador con un doble disparo que repelió la defensa transalpina justo antes del tanto de Vitolo tras el error garrafal de Buffon.

La azzurra empezó a apretar y tanto Carvajal como Nacho por los flancos y Ramos en el eje central aguantaron la embestida italiana.

El momento de Morata

En el ecuador de estos 45 minutos llegó el momento de Morata cuando el Juventus Stadium pedía la expulsión de Diego Costa, el sustituido. En su primera acción abrió hueco a Vitolo, que falló en el uno contra uno frente a Buffon esta vez.

Mientras, Carvajal se hacía grande por la derecha y se animaba al ataque sin olvidar lo más importante en estas circunstancias del partido, defender. Nacho hacía lo propio en el otro lateral y Ramos veía la amarilla después de cortar un contraataque italiano.

Ya en los últimos diez minutos, el capitán de la Selección fue protagonista después de que el árbitro pitó penalti en una acción con Éder dentro del área y el penalti lo transformó De Rossi engañando a De Gea.

Últimas noticias