Real Madrid Castilla

SEGUNDA B: CASTILLA VS SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES

El Castilla se agarra a un milagro (1-1)

campuzano-gol-castilla
Campuzano celebra un gol con el Castilla.
Comentar

El Castilla volvía a la cruda realidad tras el varapalo sufrido en Logroño en un Jueves Santo para olvidar. Con escasas opciones de ocupar una de las cuatro plazas que dan opción a jugar la fase de ascenso a Segunda División y con una falta de intensidad impropia de unos jóvenes que deben defender la camiseta del Real Madrid, saltaron al césped del estadio Alfredo di Stéfano para medirse a un San Sebastián de los Reyes en apuros. El encuentro comenzó soso y su guión tardaría en cambiarse.

Ambos equipos disputaron una primera mitad insípida, donde las ocasiones brillaron por su ausencia. El primer lanzamiento a portería del Castilla llegaría en la prolongación y las oportunidades fueron escasas. Los del norte de Madrid no lo hicieron mucho mejor, pero por lo menos llevaron el peso del encuentro en varios minutos.

Los madridistas que se acercaron al estadio Alfredo di Stéfano pasaron de los murmullos al pasotismo. Como si fueran conscientes de que todo lo que se podía dar ya se había dado y lo que quedaba era pasar los partidos con la mayor dignidad posible. Por eso, cuando se señaló el final de la primera parte el silencio sólo lo rompían unos animosos aficionados del Sanse que daban todo el apoyo posible a sus jugadores.

Agotando las opciones

El segundo acto comenzó igual. El Castilla seguía mostrándose totalmente impotente ante un equipo que lucha por no descender. Sólo Tejero con un disparo lejano pudo inaugurar el marcador. Por otro lado, el Sanse mantenía el mismo guión mostrado en la primera parte. Luchar, pelear e intentar marcar un gol que les diese vida. Aunque las sensaciones que desprendían los blancos les invitó a irse hacia arriba con más alegría. En estas, cerca estuvieron de hacer el 0-1 con un disparo cruzado. Aunque el gol iba a llegar.

Dani Pichín sería el encargado de lograr tan ansiada diana reventando el balón contra la escuadra defendida por Carlos Abad para hacer el 0-1. Locura en el bando visitante. Incomprensión y desesperación por el lado madridista.

Y cuando parecía que el Sanse salía del descenso y el Castilla se despedía de la fase de ascenso, Víctor Campuzano remataba con todo un balón suelto en el área pequeña para lograr un punto. El filial madridista se agarra a un milagro para trata de lograr el objetivo. La próxima semana deberán ganar al Navalcarnero a domicilio.

Últimas noticias