Baloncesto

LOS VETERANOS ACONSEJAN AL JOVEN PARA QUE TRIUNFE EN LA FINAL FOUR

Todos detrás de Doncic

Doncic y Nocioni chocan tras una canasta del Madrid. (realmadrid.com)

El Real Madrid llega a la Final Four comandado por un adolescente que está causando estragos en Europa. Esto, lejos de resultar una imprudencia por parte del equipo blanco, le convierte en favorito como el que más para levantar el trofeo de campeón de la Euroliga. La explicación de todo esto se esconde bajo una camiseta con el número 7 y el nombre de Luka Doncic, el jugador que cualquier entrenador quiere tener y que estará protegido por los veteranos para volver a impresionar en el escenario más grande de todos.

Conscientes de la importancia de Doncic, pero también de su obvia inexperiencia en este tipo de citas, los pesos pesados del vestuario del Real Madrid han estado en los últimos días muy encima del base, que está llamado a irse por encima de los 25 minutos en el encuentro más importante de lo que va de temporada. Nocioni, Felipe, Llull, todos con experiencia y formando una piña en torno a la gran joya madridista.

En un tramo final de temporada en el que no hemos podido disfrutar de la versión más constante de Doncic, en el Real Madrid tienen como objetivo primordial asegurarse un notable rendimiento del esloveno en el encuentro de semifinales frente al Fenerbahce. El público va a apretar como nunca y los blancos vivirán un ambiente hostil para el que piensan que Luka estará preparado, pero los consejos y ánimos al adolescente son constantes. Están, de alguna manera, en sus manos para pasar al partido por el título.

Una pesadilla para Fenerbahce

Por condiciones, Doncic supone un peligro para cualquier equipo de Euroliga, pero el Fenerbahce ya sabe lo que es ser asestado por un golpe de genio de la joven estrella madridista. En la eliminatoria de cuartos de final de la temporada pasada, en la que los turcos barrieron al Real Madrid, el único momento de dominio blanco estuvo dirigido por Luka, que con un papel mucho menos preponderante en la rotación se hizo con los mandos de la nave blanca para tornar un marcador negro para los madridistas.

Ahora, como uno de los jugadores más destacados del Real Madrid y en un emparejamiento teórico con el base rival, al que, ya sea Dixon o Sloukas, barrerá por físico, Doncic podría volver a cuajar una actuación diferencial para la que los veteranos de la plantilla le están dando la clase definitiva.

x
¡Síguenos!