Baloncesto

EUROLIGA: DARUSSAFAKA VS REAL MADRID

El Real Madrid da un paso de gigante a la Final Four (81-88)

El Real Madrid da un paso de gigante a la Final Four (81-88)
Carroll, intentando taponar durante el partido.
Comentar

El Real Madrid de baloncesto tenía que dar un golpe sobre la mesa en Estambul, y tanto que lo hizo. El equipo blanco cayó de forma inesperada en el segundo encuentro de la serie de cuartos de final frente a Darussafaka, pero los de Laso se repusieron del golpe y asaltaron la pista del equipo turco para poner el 2-1 en el serie y situarse a una victoria de la Final Four gracias a un triunfo contundente (22-22).

A la tercera fue la vencida. Esta vez el Real Madrid si salió a la pista enchufado, con el cuchillo entre los dientes desde el primer segundo de juego. Aún así, a los blancos le costaba coger ventaja en el electrónico porque el Darussafaka seguía demostrando que tiene nivel para plantar cara a cualquier equipo de Europa.

Las lagrimas de Doncic en el segundo partido se convirtieron en grandes minutos en el primer cuarto de este tercero. Pablo Laso quiso darle confianza otorgándole la titularidad, y el jovencísimo astro respondió (9-14 a falta de 4:57 para el final del cuarto). Y fue en ese momento cuando el Real Madrid empezó a romper el partido gracias a una defensa soberbia y a los puntos de Randolph, Ayón y el propio Doncic, que estaba en estado de gracia (11-25), aunque los turcos recortaron seis puntos antes de llegar al final del primer periodo (17-26).

La metralleta de Carrroll

El segundo cuarto empezó menos vistoso, pero dos triples de Carroll volvieron a poner al Real Madrid +12 en el marcador. Los imagen de los blancos poco tenía que ver a la del segundo partido. Mucho más intensos en defensa e intentando buscar siempre la mejor opción en ataque. Llull quería unirse a la fiesta, y tanto que lo hizo. Una canasta y un triple del balear pusieron al Madrid 14 arriba, una ventaja que obligó a Blatt a parar el partido. El Darussafaka volvió a acercarse, pero Carroll y su metralleta no estaban por la labor. 11 puntos del americano en el segundo cuarto, que acabó 33-46.

Tras el descanso, el Real Madrid volvió a saltar a la pista concentrado, pero un par de desajustes y algunas decisiones arbitrales muy dudosas metieron al Darussafaka en el partido de nuevo, que se puso a 10 de los merengues. Laso pidió un tiempo muerto para cortar la sangría, y volvió a ser Carroll con dos triplazos el que frenó la que no a ser ni una embestida de los turcos, bien secundado por un gran Ayón (58-70 al final del tercer cuarto).

Conscientes de que los turcos iban a intentar apretar por lo civil o lo criminal, el Real Madrid jugó con cabeza para intentar mantener la renta conseguida hasta el momento y llevarse el triunfo. Costó, porque el Darussafaka repartió estopa y los árbitros se hicieron los suecos. Los locales llegaron a ponerse a 3 gracias a un parcial de 20-7, pero apareció Doncic con un gran 2+1 para calmar los ánimos. De ahí al final, intercambio de golpes entre ambos para acabar el choque 81-88.

Últimas noticias