Baloncesto

ENTREVISTA A GUSTAVO AYÓN

“En algún momento no me puse de acuerdo con el Madrid, pero por suerte encontramos el equilibrio”

0 Comentar

Gustavo Ayón es uno de los pivots más dominantes de Europa. El Real Madrid hizo un esfuerzo titánico –como su propio mote indica– para retener al jugador de Nayarit. “En algún momento no nos poníamos de acuerdo en las condiciones, el interés en quedarme era grande, el Madrid quería, la afición quería y el entrenador también. Había que llegar a ese equilibrio que tenemos ahora”, admite.

Ayón tiene contrato hasta 2019 y aunque no se aventura a adivinar si se retirará vestido de blanco como su amigo El Chapu Nocioni, de quien sólo tiene buenas palabras. “Le echaremos mucho de menos. No es tanto un tema de la calidad de un jugador, sino entrar gritando, dar dos o tres golpes, empujarnos a todos y transmitirnos a esa sensación. Es único”, admite.

El Real Madrid afronta desde este miércoles una prueba de fuego en los cuartos de final de Euroliga ante el Darussafaka. “Partimos de cero y debemos centrarnos en el primer partido. No fallar, estar 100% concentrados, pensar en nosotros y no confiarnos. Porque no es un resultado suficiente para un club como el Madrid”, indica un Ayón que ve evidente que está en un proyecto ganador de largo recorrido como el blanco: “Desde hace seis o siete años las cosas se están haciendo muy bien”.

El pívot reconoce que tener una plantilla de 14 jugadores ayuda mucho y ahora es cuando se nota ese factor. “Estamos frescos en los momentos importantes, calientes y eso es gracias a la profundidad del equipo”, comenta.

El jugador sólo puede elogiar al técnico Pablo Laso, uno de los que más peleado por su continuidad en el club. “La forma que tiene de manejar un grupo, de defender a los jugadores le hace distinto al resto de entrenadores. Aunque en los partidos se vea que meta mucha exigencia, su actitud con nosotros hace que tengas el máximo de confianza”, asevera, al tiempo que reflexiona si la carrera de su compañero Luka Doncic habría sido la misma sin Laso. “Te pones a pensar que Luka tiene 18 años y otro entrenador no le dejaría hacer la mitad de cosas que hace. Aquí va estar unos años, pero tiene que dar ese salto de calidad a la NBA para demostrar lo que tiene”, puntualiza.

Por último, Ayón muestra que no es nada rencoroso con la situación que vivió tras el verano de 2014 cuando fue rechazado por el Barcelona y donde tuvo que alcanzar un acuerdo para poder marcharse al Real Madrid. “En su momento busque la manera de seguir mi carrera y no me puse a pensar lo más mínimo si les tuve que pagar para irme. No me pongo a pensar en nada de eso, estoy siendo muy feliz estos años en el Real Madrid”, zanja.

Últimas noticias