El último gran gesto de un hombre al que la historia absolverá

Mariano Rajoy
opinion-editorial-mariano-rajoy-interior
Comentar

Mariano Rajoy ha puesto fin a su etapa al frente del Partido Popular, formación a la que ha estado ligada desde que comenzara pegando carteles como un militante de base de la entonces Alianza Popular en los años 80 en Pontevedra.

Después de ser expulsado de la Moncloa por una amalgama de partidos de izquierda radical, populistas, separatistas y proetarras, cuyo único objetivo era derribarlo sin construir una alternativa estable, Rajoy ha preferido decir adiós para facilitar un relevo necesario en el PP sin tutelas ni hipotecas.

El veterano dirigente ‘popular’ no ha podido evitar alguna lágrima en un adiós emotivo. Su despedida ha sido elegante, como han reconocido sus adversarios políticos, incluso aquellos que hace cuatro días decidieron tumbar su Presidencia, de Andoni Ortuzar a Pablo Iglesias.

Se va un caballero de la política, pero sobre todo un dirigente político al que la historia absolverá cuando desaparezca la bruma populista que ciega a gran parte de la sociedad y le impide analizar la realidad con un mínimo de ponderación y objetividad.

Heredó Rajoy una España en quiebra técnica y la devuelve como uno de los países más solventes de la Unión Europea. En siete años, los más difíciles de la historia económica reciente, el Gobierno que presidió ha conseguido crear dos millones de empleos y reducir el paro del 26% al 16%. Rajoy se marcha con menos parados de los que recibió de Rodríguez Zapatero.

Es cierto que la corrupción ha lastrado su mandato, por cierto, en su mayor parte procedente de la era Aznar. Pero no lo es menos que nunca ha ocultado ningún caso, no lo ha consentido y ha exigido las responsabilidades cuando procedían.

Rajoy ya es historia. Su error de no dimitir el viernes para evitar la llegada de un gobierno Frankenstein a la Moncloa queda sobrepasado con la despedida llena de grandeza que ha protagonizado este martes. Es el momento ahora de que el PP acierte en la elección del nuevo liderazgo para devolver la ilusión a un electorado que durante los últimos años le ha abandonado por opciones políticas que levantaron con más energía y convicción las banderas con las que se identificaban.

Últimas noticias