PSOE: cada vez más ‘indepe’ y menos español

PSOE: cada vez más ‘indepe’ y menos español
Comentar

Si Pedro Sánchez y algunos de sus líderes autonómicos siguen perseverando en la connivencia con los independentistas, al PSOE se le acabará borrando la letra ‘E’ de sus siglas. La formación con sede nacional en la madrileña calle Ferraz cada vez es menos española y más ‘indepe’. A las cesiones del presidente del Gobierno para con los separatistas vascos y catalanes, se une desde hace tiempo un comportamiento de absoluto colaboracionismo por parte de los dirigentes socialistas en comunidades como Cataluña, Valencia, Navarra, País Vasco o Baleares. Este mismo jueves, el PSOE en el Ayuntamiento de Valencia ha votado en contra de que las actas municipales se redacten también en español. La formación que controla Ximo Puig desde las altas instancias autonómicas contribuye así a la dictadura lingüística que, como un remedo de los golpistas catalanes, trata de imponer Compromís tanto en la capital valenciana como en la comunidad autónoma.

No obstante, este particular es sólo un ejemplo. La pandemia de apoyos socialistas a los enemigos de España se ha extendido también a la Comunidad Foral de Navarra, donde el PSOE se ha unido a la independentista Uxue Barcos para abrir la senda hacia la anexión con el País Vasco. Al tiempo que esta bola de nieve política no hace más que crecer y amenaza la Constitución y el Estado de Derecho en varias regiones, Pedro Sánchez se mantiene impertérrito y en silencio. Mientras la unidad de España se resquebraja en los reinos de taifas socialistas, parece que el único problema de nuestro país es la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. En realidad, una mera cortina de humo que, sin embargo, no puede ocultar la ineficiencia gestora del Partido Socialista y su manifiesta voluntad de pactar con quien sea necesario para mantenerse en el poder, ya sea a nivel nacional o regional.

El comportamiento anómalo del PSOE en Navarra viene de lejos. Cuando 60 abertzales agredieron salvajemente a dos guardias civiles y a sus respectivas parejas en Alsasua, los representantes del PSN-PSOE firmaron una declaración en contra de “la presencia de la Guardia Civil” en la localidad.  Desde entonces hasta hora, han sido numerosos los guiños socialistas a separatistas y proetarras tanto en esa región como en otras donde el independentismo les permite tener protagonismo político. Pedir un liderazgo fuerte a nivel nacional que frene esta deriva resulta una entelequia si tenemos en cuenta que el secretario general del partido es Pedro Sánchez. Lo peor es que semejante comportamiento no sólo pone en peligro la pervivencia de la formación del puño y la rosa, sino también daña gravemente la estabilidad y el futuro de España.

Últimas noticias