Carmena da la espalda a España

Carmena da la espalda a España
Comentar

Manuela Carmena copia a Ada Colau y da la espalda a España. La alcaldesa de Madrid no colocará por iniciativa propia pantallas gigantes para ver los partidos del Mundial. Algo que, obviamente, afecta a la Selección Española, que no tendrá el apoyo del Ayuntamiento de la capital en la cita futbolística de Rusia 2018. De nuevo, Ahora Madrid —marca blanca de Podemos— muestra sus complejos con todo aquello que identifica a nuestro país con su bandera y con sus colores. Un error, ya que, además de ser un motivo de orgullo tanto por la calidad como por el comportamiento y los valores del equipo, supone un lastre para la economía de la ciudad.

Las pantallas gigantes suponen un añadido para el negocio hostelero. Profesionales que, por otra parte, nunca han encontrado una actitud colaboradora en Carmena y su equipo. Esta decisión resulta incomprensible. Un evento como el Mundial genera un clima de hermanamiento entre los aficionados difícil de encontrar en cualquier otro ámbito. Dado el difícil contexto político, sería una manera de aunar ánimos en torno a España. Algo que debe de molestar al Consistorio cuando se niega a desarrollar cualquier tipo de iniciativa particular. Al igual que la populista Ada Colau en Barcelona —sólo ha modificado su decisión por la presión del PP— actúan con el sectarismo propio de quien teme que una de las principales señas de identidad de nuestro país sirva para crear vínculos positivos entre sus conciudadanos.

Eventos como los Mundiales, las Eurocopas o los Juegos Olímpicos se potenciaron tras la Segunda Guerra Mundial como una forma de que los países compitieran entre sí en un ambiente de paz y hermandad. Se sustituyeron las contiendas en los campos de batalla por los enfrentamientos en un estadio. Las historias humanas relacionadas con estas citas siempre han inspirado a las distintas generaciones. Resulta impensable que las principales ciudades del mundo no faciliten lugares con suficiente seguridad y control como para que sus ciudadanos puedan vivir juntos un evento de estas características. Carmena y su equipo, sin embargo, se niegan. Se ve que todo lo que lleve el nombre de España les da alergia.

Últimas noticias