Que vuelva ya el 155

Que vuelva ya el 155
Comentar

Ciudadanos se ha ganado con su trabajo el derecho a hablar y ser escuchado muy atentamente siempre que el tema sea Cataluña. Ganaron las últimas elecciones autonómicas y volverían a ganar otra vez en caso de que se produjeran según el barómetro del CIS catalán. De ahí que tanto PP como PSOE deban considerar con suma atención las propuestas de Albert Rivera sobre el pacto de Estado que pretende aglutinar los esfuerzos de las grandes fuerzas constitucionalistas para actuar en la región. Nuestros representantes deben rescatar la aplicación del artículo 155. Una aplicación reforzada a tenor del comportamiento veleidoso de Quim Torra, que además cuenta con sus antecedentes supremacistas y xenófobos.

No seamos ingenuos, un político así no va a respetar la legalidad vigente ni trabajará por garantizar la seguridad jurídica. Un representante como Torra sólo puede ahondar en el aislamiento de los españolistas, en el enfrentamiento entre Cataluña y España como si fueran dos partes distintas. En definitiva: incentivar una ruina social, política y económica para la comunidad autónoma. Para combatir las veleidades de este president teledirigido por Carles Puigdemont desde Berlín, la única solución es extender las competencias del artículo 155. No puede ser de otra manera con un independentista que ha jurado un cargo público sin la bandera nacional, sin la foto del Rey y sin acatar en ningún momento la Constitución.

Ante este panorama, se hace indispensable que Partido Popular y Partido Socialista agarren la mano de Ciudadanos y sellen una propuesta para intervenir TV3, principal altavoz del separatismo para adoctrinar a los catalanes. Del mismo modo, se debe extremar la vigilancia en sectores tan importantes como la educación, amén de las cuentas públicas. Idéntico caso debe ser —dada la intención de Torra de restituir a Josep Lluís Trapero— la vigilancia a los Mossos. Basta con recordar que la facción sediciosa de este cuerpo policial espió a políticos constitucionalistas por el mero hecho de defender la legalidad vigente. Con todos estos ingredientes en el pernicioso caldo de cultivo que cuece el día a día de Cataluña, la única salida es más 155. Mucho más, de hecho.

Últimas noticias