La corrupción de ayer y hoy ahoga a Puig

La corrupción de ayer y hoy ahoga a Puig
Comentar

El presidente de la Generalitat Valenciana, secretario general del PSPV, y uno de los líderes socialistas más significativos a nivel nacional está ahogado por la corrupción. Tanto la del pasado como la del presente. Si mira hacia atrás, se le presenta como un fantasma muy real de la gestión irregular la información que les ofrece en exclusiva OKDIARIO: su PSOE saqueó en los años 80 el 2,5% de los intereses de la cuenta de la Diputación de Valencia. En aquella época, Ximo Puig asentó las bases de lo que es su actual carrera política y lo hizo como hombre de confianza —jefe de Gabinete de Presidencia, en concreto— del entonces todopoderoso presidente autonómico Joan Lerma. Cuesta mucho creer que no supiera nada de aquellos tejemanejes.

Puig estaba entonces en las escalas más altas a nivel orgánico tanto en la región como en su partido. Esa revisión de la trayectoria del líder socialista tiene un documento crucial: ‘Gestiones realizadas por el PSPV-PSOE’. Explica las operaciones que esta formación hizo con la conocida entidad financiera Citibank para adquirir dichos intereses. Los aspectos cualitativos y cuantitativos de este caso que ahora ven la luz hacen inexcusables unas explicaciones urgentes por parte del presidente de la Generalitat Valenciana. Más, si cabe, después de los casos de financiación irregular que cercan al partido que dirige en el presente. Puig aseguraba hace tan sólo unos días que “actuaremos en consecuencia”. La cuestión es si está legitimado para investigar nada tras la noticia que les ofrece este periódico.

Habrá que ver ahora si los socialistas son tan duros con sus propias irregularidades como lo fueron con las del PP en Valencia. Por ahora, el portavoz del PSPV-PSOE, Jorge Rodríguez, ha comenzado con mal pie al intentar tapar la financiación en B de la formación criticando al Partido Popular. La táctica de mirar hacia otro y localizar enemigos recurrentes no les servirá de nada. Las informaciones son concluyentes y se amontonan una sobre otra sin que el PSOE valenciano tenga salida aparente más allá de asumir responsabilidades. Si el pasado miércoles publicábamos que la financiadora del PSOE regional iba a concursos amañados con otras dos empresas suyas, ahora está la exclusiva que explica cómo la formación que manejaban Lerma y Puig se quedaba con un abundante porcentaje del dinero de la Diputación. Ximo Puig debe dar explicaciones hoy mismo. Mañana es tarde.

Últimas noticias