Las TV’s golpistas se democratizan o se cierran

Las TV’s golpistas se democratizan o se cierran
Comentar

Ahora que nuestros políticos buscan la manera de sostener el sistema de pensiones, deberían considerar muy seriamente la posibilidad de cerrar las innecesarias televisiones autonómicas para así tener fondos públicos para asuntos más importantes como, por ejemplo, ése. Si el gasto desmedido de estos canales resulta innecesario, el de TV3 menos que ningún otro. Una televisión que le cuesta a todos los españoles 300 millones de euros al año, que debe ingentes cantidades de dinero a Hacienda y en la que atacan constantemente a España no puede seguir abierta bajo ningún concepto. La exclusiva que les ofrece OKDIARIO da todos los detalles de cómo empleados de dicho canal trabajaron en la organización de los actos que dieron lugar al 1-O. Referéndum ilegal prohibido por el Tribunal Constitucional y que supuso el cenit del golpe de Estado.

Una televisión y una corporación de medios audiovisuales que siguen al servicio de los golpistas, entre otras cosas, porque el PSC no apoyó su intervención cuando el Gobierno aplicó el artículo 155 conscientes de que si se silenciaba el altavoz mediático de la ilegalidad se acabaría en gran parte con la propia ilegalidad, sobre todo teniendo en cuenta el riguroso trabajo que los distintos tribunales han hecho a posteriori. Además, TV3 no ceja en su empeño. A pesar de que el movimiento secesionista está totalmente descabezado y su deriva casi terminada, desde la televisión autonómica siguen dando voz a los violentos que conforman los CDR en espacios del canal donde el público va ataviado con bufandas y lazos amarillos en homenaje a los golpistas. Un escarnio que el Gobierno no debe permitir.

El director de esta televisión pública, Vicent Sanchis, ha dicho que “la guerra contra el Estado hay que hacerla en Barcelona, Hospitalet y Badalona”. Este lenguaje bélico, ese revanchismo constante y la apelación a la violencia es impropia de un cargo público que debe responder por sus acciones no sólo ante los catalanes, sino también ante todos los españoles. Sanchis, brazo ejecutor de la ponzoñosa propaganda que divulga TV3, también alimenta el victimismo separatista basado en falacias y dice que “todos los partidos españoles basan su éxito en la humillación de Cataluña”. Algo que no sólo es mentira, sino que además es como echar gasolina sobre el fuego ahora que la tensión social es el menú del día en la comunidad autónoma. Por todo esto, el cierre de TV3 sería el mejor ahorro posible tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo… a no ser que se democratice.

Últimas noticias