Trapero es impune e inmune: ¿Por qué?

Trapero es impune e inmune: ¿Por qué?
Comentar

Llama poderosamente la atención que el que fuera mayor de los Mossos durante el golpe de Estado en Cataluña, Josep Lluís Trapero, siga en libertad sin ni siquiera pagar fianza a pesar de que la Fiscalía lo considera dentro de la cúpula que orquestó el ataque al Estado de Derecho que cobija a todos los españoles. El Ministerio Público está convencido de que el jefe policial de la región en aquellos momentos ocultó reuniones clave con Puigdemont que tenían como fin último la preparación de dicho golpe. Nadie duda del riguroso trabajo que ha realizado hasta el momento Carmen Lamena, actuando con contundencia siempre que lo ha requerido la ocasión y haciendo valer la ley de un modo escrupuloso. 

No obstante, hay indicios sobrados para que Trapero rindiera cuentas con la justicia más allá de sus visitas puntuales a la Audiencia Nacional. Con Trapero a los mandos, los Mossos contribuyeron con su activa inacción al contexto más complicado que ha tenido la historia reciente de España desde el golpe de Estado del 23-F. Para empezar, con lo ocurrido durante el referéndum ilegal del 1-O, que había sido prohibido por el Tribunal Constitucional. La connivencia de los hombres de Trapero con los sediciosos provocó un total abandono de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, amén de que contribuyeron a la vulneración de la legalidad vigente. Además, Trapero ha estado al frente de los agentes autonómicos en una de sus épocas más oscuras. 

Basta recordar que esos mismos Mossos espiaron a buena parte de los representantes del constitucionalismo en Cataluña. También destruyeron documentos que contenían información muy sensible sobre un proceso que pretendía subvertir la legalidad vigente en España y, por supuesto, fueron clave en el asedio de los radicales separatistas a la sede de la Consejería de Economía durante la noche del 20 de septiembre, ya que hicieron caso omiso a sus responsabilidades. Si como cree la Fiscalía Trapero estaba dentro de la cúpula del golpe y como considera la propia Carmen Lamela su actividad estaba orientada a “facilitar la celebración del referéndum y con ello la proclamación de una república catalana”, quizá debería dar más explicaciones ante la justicia. A no ser, eso sí, que haya alguna razón por la que no responda como debe a las consecuencias de sus actos.

Últimas noticias