C’s no puede dudar con la prisión permanente

C’s no puede dudar con la prisión permanente
Comentar

Ciudadanos ha demostrado hasta ahora su férreo compromiso con España. El partido de Albert Rivera ha dado un salto cualitativo enorme al ganar las elecciones autonómicas en Cataluña en un contexto muy complejo. Siempre a la defensa del constitucionalismo y del interés general. De ahí que el valor y la proyección nacional de la formación naranja se hayan disparado. Ahí están los datos del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que reflejan un crecimiento sin pausa —al contrario que sus rivales políticos—, algo que los puede convertir en una opción real de Gobierno. No obstante, Rivera y su equipo han de seguir dando pasos hacia delante. Fortaleciendo su compromiso con los puntos clave de la sociedad española. Uno de esos puntos, sin la menor duda, pasa por mostrar un apoyo sin fisuras a la prisión permanente revisable. De lo contrario, sería un jarro de agua fría para sus votantes. No es ya una mera cuestión electoralista, sino sentido de Estado. No deben rechazarla por el motivo de que la aprobara el Partido Popular en su momento. 

A veces, hay que escapar del mero partidismo para actuar con altura de miras. La prisión permanente revisable ayudará a evitar que se produzcan nuevos casos como el de Diana Quer, Marta del Castillo o Mari Luz Cortés. No sólo eso, también es una manera de endurecer el Código Penal para casos de terrorismo yihadista, una lacra de la que seguimos siendo objetivo principal como pudimos comprobar con los atentados de Barcelona y Cambrils. En ese sentido, Ciudadanos debe estar con el Gobierno, no sólo apoyando la medida, sino también la extensión de la misma en casos excepcionales. Por ejemplo, si el autor del crimen oculta el cuerpo y no ayuda a su localización. Algo que le hubiera evitado un auténtico calvario a los padres de la propia Marta del Castillo, que a día de hoy siguen sin saber dónde está su hija, desposeídos además de toda esperanza, como si no tuvieran bastante con haberla perdido. Otro de los casos donde extender esta pena se hace imprescindible es cuando un secuestro acaba con la muerte del rehén. 

Sería el particular de Diana Quer, la joven que murió a manos de ese acémila apodado El Chicle. Por todas esas víctimas, por todas las que se pueden evitar, la vigencia de la prisión permanente revisable es absoluta; su extensión, imprescindible. Una pista de la unanimidad que este tema provoca en la sociedad española es que Juan Carlos Quer —padre de Diana— y Juan José Cortés —padre de Mari Luz— han recogido dos millones de firmas a favor de esta medida en sólo un mes. Ahora, les tocas a los partidos políticos estar a la altura. Resulta increíble que el PSOE se oponga, situándose junto a Podemos. Sin embargo, el que no puede dudar es Ciudadanos. La protección de los españoles conjuga perfectamente con las libertades fundamentales de los individuos. Nada tiene que temer el que nada hace. Todos lo demás, son complejos.

Últimas noticias