Editoriales

El caballo de Troya del independentismo

El caballo de Troya del independentismo
0 Comentar

Podemos se ha convertido en el caballo de Troya del independentismo en Madrid. Como hicieran los soldados del rey Agamenón para asaltar las murallas de aquella ciudad asiática de la antigüedad, los golpistas catalanes están utilizando su propio artilugio: la connivencia con los populistas. Así podrán hacer apología del referéndum ilegal desde el corazón del Estado. Decía el poeta Homero en el Canto XX de la Iliada que “no advierte su mal el insensato hasta después que lo ha sufrido”. Desde el Ayuntamiento de Madrid están contribuyendo con su insensatez al mal de una intentona sediciosa. Un desafío anticonstitucional al que dan voz y espacio despreciando así la legalidad vigente. La alcaldesa Manuela Carmena y el resto de sus adláteres vuelven a ceder un espacio público a los mismos que el pasado sábado convirtieron la manifestación de Barcelona en contra del yihadismo en un lamentable escrache político.

Aquéllos que insultaron, abuchearon y trataron de intimidar con pancartas falaces a Felipe VI y a los miembros del Gobierno tendrán un espacio público en Matadero Madrid, recinto de índole cultural que controlan desde el Palacio de Comunicaciones. El Consistorio se equivoca totalmente al ceder un lugar de todos los madrileños a la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Su líder, el independentista Jordi Sánchez, incluso se ha atrevido a poner en solfa la paz social: “La suspensión del referéndum no saldrá gratis”. Una osadía que no hace sino certificar la línea de actuación que siguen los radicales desde el otro lado del Ebro. Lamentablemente, poco o nada se puede esperar de la marca blanca de Podemos en la capital de España. Como sucedió el pasado mes de mayo, cuando también habilitaron una sala del Ayuntamiento a Carles Puigdemont y compañía, Manuela Carmena ha vuelto a poner la sede y su jefe, Pablo Iglesias, las directrices.

No es de extrañar, ya que tras muchas declaraciones y movimientos taimados, Iglesias ya defiende a cara descubierta la celebración del referéndum ilegal. De hecho, el secretario general de Podemos participará en un acto de la Diada en defensa de “la soberanía de Cataluña”. Además, se han unido a los golpistas de la CUP, la propia ANC y ERC para defender las votaciones secesionistas del próximo 1 de octubre. Al final, tanto los populistas made in Venezuela como los herederos del independentismo al 3% están unidos por un denominador común: el odio a España. Odio al sistema de monarquía parlamentaria que nos ha dado el periodo de paz y prosperidad más largo de nuestra historia. Algo que es contrario a los postulados de Podemos, un partido que no tiene razón de ser sin la decadencia y la confrontación constante. Los ciudadanos deben tomar nota para los próximos comicios. Podemos quiere partir España en dos.

Últimas noticias

Lo más vendido