Opinión

En apoyo a las víctimas de ETA, que reviven la tragedia con los atentados de París

bataclan
Velas en el lugar de los atentados de París
Comentar

Lo primero es expresar mi apoyo y consideración total con las víctimas de París y sus familias. Tenía ya pagado un viaje para pasar allí fin de año y pondremos flores y velas en la Plaza de la República como muestra de nuestro respeto y total solidaridad.

En estos días me acuerdo de las víctimas de ETA. Esos años 80 e incluso 90 cuando se mataba a militares, guardias civiles, policías y nadie, absolutamente nadie, se manifestaba. Imaginen estas muestras mundiales de cariño, si la hubieran recibido esas familias que estaban sufriendo exactamente igual que las de París.

Nadie ponía banderas con lágrimas, ni velas, ni flores…

Porque el drama y el inmenso dolor es el mismo: que te arrebaten por la fuerza y la sinrazón a un ser querido… Es el mismo daño y el mismo terror.

¡Cuántas veces fue multitudinaria la barbarie! Vallecas, Hipercor, la Casa Cuartel de Zaragoza. Y cuántas fue una ejecución como la de la Sala Bataclan el pasado viernes: esos tiros en la nuca, o a bocajarro. Recuerdo uno, que por consideración a la familia no daré el nombre, que se dio cuenta y  llegó a llamar al telefonillo diciendo “abrirme que me van a tirar un tiro por la espalda”. Y el disparo sonó a la vez que el timbre.

A veces no se podían velar con el ataúd abierto de la multitud de disparos o metrallas que tenían los cuerpos.

Y nadie se manifestaba. Nadie ponía banderas con lágrimas, ni velas, ni flores…

Estos días nos gusta ver a nuestra Policía, a los guardias y a los militares dispuestos a repeler estos ataques. En aquellos días les mataban y a la gente le daba igual. ¡Cuánto se pudo sufrir además del atentado por esa soledad e incomprensión!

Y lo digo con conocimiento de causa: soy hija de militar y fui abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Por eso cuando ahora veo nuevos partidos “proges” en manifestaciones a favor de Otegui, el asesino Otegui, que tiene la misma categoría que el terrorista Adbeslam Salah que hoy busca medio mundo, porque también participó en ejecuciones como las de París, bombas, tiro en la nuca, secuestros… se me cae literalmente el alma a los pies.

En aquellos años no se apoyó a las víctimas del terrorismo de ETA. Sólo pido que ahora se las apoye más que nunca, porque están reviviendo el dolor más que el resto. Que no se nos olvide.

Por ellos pondré también esas flores y velas en París.

Últimas noticias