Marta Rovira: entre el gran Houdini y Wally

Marta Rovira

"¿Dónde está Wally?". Ése era y es el lema del celebérrimo personaje surgido de la cabeza del dibujante británico Martin Handford. Aquella creación ataviada con su característico jersey rojiblanco y su gorro con borlón recorrió el mundo siempre rodeado de gente sin que nadie supiera muy bien dónde estaba. La misma pregunta se le podría aplicar a la número 2 de ERC huida de la justicia: "¿Dónde está Marta Rovira?", parece preguntarse todo el mundo.

La independentista va camino de convertirse en un híbrido entre Wally y el gran Houdini. En este segundo caso, por tener la habilidad de desaparecer sin dejar rastro. Desde que plantara al juez Pablo Llarena y a sus propios compañeros separatistas para ir a Suiza siguiendo así la iniciativa del ahora encarcelado Carles Puigdemont e imitando la ubicación de Anna Gabriel, nadie la ha vuelto a ver. Rovira ha conseguido que en torno a su figura se desaten todo tipo de conjeturas.

Hay quien dice que sigue en Suiza. También son muchos los que apuntan que está en Cataluña. Escondida en un pueblo recóndito donde saldría entre poco y nada a la calle para así pasar desapercibida. En cualquier caso, y dada su facilidad para esfumarse sin dejar huella por el camino, quizá ahora sea más difícil de encontrar que nunca, ya que Alemania está a punto de extraditar a Puigdemont para que así rinda cuentas ante el magistrado Llarena. Veremos cuánto tiempo tarde Rovira en cansarse de no estar y al final acaba apareciendo. La justicia sabe esperar…

Últimas noticias