Javier Bardem se convierte en uno de los personajes con más limitaciones a la hora de entrevistarlo

Javier Bardem se convierte en uno de los personajes con más limitaciones a la hora de entrevistarlo

Es indiscutible que Javier Bardem es una estrella de Hollywood y parece que a la hora de entrevistarlo ejerce como tal. Un amigo de OKMACUTO, con un importante programa en la televisión de nuestro país, lo comentaba amargamente. Ni Podemos, ni el PP, ni el PSOE, ni siquiera el presidente del Gobierno. "¿Sabes quién ha sido mi entrevista más complicada?", me preguntaba en un arranque de sinceridad. "La de Javier Bardem", se respondía sin darme tiempo a pensar.

"Una semana antes de tenerle en el programa, me llamó la persona que le lleva la prensa, la distribuidora de sus películas, los estudios para los que trabaja, gente que me conoce, directivos de la casa… y todos para decirme lo mismo". Según este conocido presentador, sobre su vida personal no se le puede preguntar nada, sobre su mujer tampoco, sobre cuestiones de política nacional o internacional menos, sobre todo asunto que pueda ser problemático prohibido.

En definitiva, un listado tan amplio que básicamente la supuesta entrevista se convierte en un mero anuncio de la película que en ese momento está promocionando. La fuente que nos cuenta todo esto asegura que "fue más sencilla la entrevista con Mariano Rajoy que con el bueno de Bardem". Para que luego digan. 

Lo último en OK Macuto