Las tres declaraciones que incriminan al novio de la presunta asesina de Alcorcón

alcorcon-asesina-celos
Juzgados de Alcorcón

La sospechosa de matar a la joven de Alcorcón se ha declarado inocente

El novio de la joven asesinada sitúa el coche de la pareja de la asesina en el lugar y a la hora del crimen

“Rocío M. el 25 de noviembre de 2018 fue a la vivienda de Denisa y le propinó una puñalada que le causó la muerte… según los testigos como consecuencia de los celos que Rocío sentía hacia Denisa al haber sido su actual novio pareja sentimental de Denisa”.

Así arranca el auto de la jueza que ha enviado a la presunta asesina de Alcorcón a prisión provisional mientras se desarrolla la investigación del cruel asesinato de la menor Denisa. Pero ¿actuó sola Rocío, sin carnet de conducir ni vehículo? ¿Recibió ayuda de alguien durante los siete meses de acoso a Denisa que terminaron con el asesinato de la víctima? OKDIARIO ha accedido a las tres declaraciones que incriminan a Mario, novio de la presunta asesina, y extienden la sospecha a una tercera chica amiga de la presunta agresora.

Comenzando por Silvia, la mejor amiga de Rocío, que desgraciadamente escuchó por teléfono y en directo el asesinato. Silvia cuenta que “Rocío amenazaba a Denisa, y a mí misma, en ocasiones desde el teléfono de Mario… el día del crimen cuando estoy hablando con Denisa oigo que llaman a la puerta de su casa y ella abre y dice:”Rocío por favor no me hagas nada…me han clavado algo!”.

La declaración de Silvia se ha convertido en el indicio definitivo, al menos de momento, contra Rocío, pero además señala algo importante: que Mario era conocedor de las amenazas de muerte a Rocío cosa que niega éste último. Y aún más: que Yoana, una amiga de la presunta asesina, supuestamente participó en el acoso telefónico y las amenazas.

Hay más testimonios que incriminan al exnovio de Denisa en su muerte. Iván, la actual pareja de Denisa, roto tras el asesinato de su novia reúne la entereza suficiente para recordar que cuando el día del crimen llegaba a la casa donde convivía con la víctima vio pasar a toda velocidad el coche de Mario justo minutos después del asesinato. “Vi a Mario cuando llegaba a casa, antes de encontrar a Denisa en el suelo, vi el coche BMW negro de Mario… lo vi pasar rápido… aunque no puedo decir si iba una persona o dos”.

Iván sitúa el coche del novio de la asesina en el lugar y a la hora del crimen. Alguien tuvo que llevar a Rocío hasta la casa de Denisa para consumar el crimen.

Incongruencias en su declaración

Sin embargo las declaraciones más perjudiciales para Mario salieron de su propia boca. La jueza resalta las contradicciones de Mario en sus declaraciones.

Cuando la policía le llamó como testigo dijo: “Refiere que el día del crimen a las 20:00 horas Rocío le pidió que la llevase a casa de Denisa, en el BMW, lo hace y él se queda dentro del coche esperando unos minutos”. Un día después Mario acude a declarar ante la jueza del caso y dice que “la policía debió entenderle mal, que el dijo que el día del crimen desde las 20:00 horas estuvo con Rocío en casa de su tía en Madrid, hasta el día siguiente”.

Mario justifica su “desliz” en que cuando declaró ante la policía estaba bajo el efecto de los tranquilizantes que le habían suministrado sus familiares.
Mario sigue en libertad pero la investigación sigue su curso y la juez ha pedido que declaren los familiares de Mario para comprobar su coartada. Si mienten podrían ser acusados de falso testimonio. También ha pedido la juez que los peritos forenses del juzgado, que son imparciales, elaboren un examen psiquiátrico de la presunta asesina.

Últimas noticias