Sesión de control al Gobierno

Rufián llama "indigno" a Borrell y éste le acusa de sembrar "estiércol" en el Hemiciclo

Gabriel Rufián y Josep Borrell en la Sesión de Control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

La sesión de control del Gobierno de este miércoles ha tenido como protagonista un rifirrafe entre Gabriel Rufián y Josep Borrell que ha acabado con la expulsión del diputado por ERC del Hemiciclo.

En su intervención, Rufián ha espetado al ministro de Exteriores: "Llevo tiempo queriendo decirle esto. Y míreme bien -le ha desafiado-. Usted es el ministro más indigno de la historia de la democracia española y los ha habido muy indignos; Usted no es un ministro, usted es un hooligan". El diputado de Esquerra ha apoyado su discurso alegando que Borrell "es un militante de Sociedad Civil Catalana" y por tanto "una vergüenza para su grupo parlamentario porque es una organización de extrema derecha", ha añadido.

Tras provocar un reproche generalizado en la Cámara Baja, la presidenta Ana Pastor le ha llamado al orden a Rufián y a la vez a todo los presentes.

Pese a todo, Gabriel Rufián ha continuado en su ataque contra Borrell. "Tres cosas señor Borell, la primera: vergüenza. Le debería de dar vergüenza decir que compite con nosotros -en referencia a su partido- cuando maneja un presupuesto de 1.500 millones de euros respeto a 60. la diferencia entre usted y un ministro de Exteriores se llama Raúl Romeva". Tras estas declaraciones, Rufián ha recriminado al ministro socialista que se ‘mofara’ de Oriol Junqueras en un mitin del PSC "mientras se pudría en una cárcel de Madrid". Por ello, le ha pedido que dimita.

Como respuesta el ministro de Exteriores ha recriminado a Rufián haber vertido "una vez más esa mezcla de serrín y estiércol" en el Congreso a través de sus intervenciones "que es lo único que es usted capaz de producir".

Por la tensión creada, Pastor ha tenido que volver a llamar al orden a la Cámara pero sobre todo a Rufián. "Les ruego silencio" pero el diputado de ERC ha hecho caso omiso de las órdenes y ha continuado con gesticulaciones a sus compañeros.

Finalmente Pastor ha expulsado de la Cámara a Rufián al tener que llamarle al orden por tercera vez. Acto seguido, la presidenta de la Cámara, visiblemente afectada, ha sentenciado: "La palabra no se puede utilizar contra ninguno para insultar". Así ha anunciado que "las palabras golpista y fascista las va a retirar del diario de sesiones. No solo hay insultos en esta Cámara, también hay falta de respeto a la presidencia. Quiero que sepan que no hay mayor honor que presidir este pleno y no voy a permitir que vuelvan a ocurrir cosas como las que han ocurrido esta mañana en el Hemiciclo".

Lo último en España