Mundial de balonmano 2019

España se gusta ante Macedonia y se jugará la primera plaza ante Croacia (21-32)

España no falla y gana en la cuarta jornada del Mundial de balonmano que se está disputando en Alemania a Macedonia

españa
España gana a Macedonia en el Mundial de balonmano. (AFP)

España se vino arriba en una gran segunda parte para vencer (21-32) a Macedonia, en la cuarta jornada del Mundial que se está disputando en Alemania y Dinamarca, para mantener el pleno de victorias en el Olympiahalle de Múnich, y asegurar su pase con puntos a la Main Round.

Los de Jordi Ribera reaccionaron tras el descanso para romper en pedazos a una Macedonia que dominó la primera parte. Los Hispanos se atascaron en ataque y encontraron el camino con las paradas de Gonzalo Pérez de Vargas. Tras el descanso, siguió el cerrojo en meta que permitió la fortaleza en defensa y la velocidad en ataque de la actual campeona de Europa.

Un parcial de 9-19 terminó sacando la mejor versión de España en este Mundial donde busca su tercera estrella. Los de Ribera se ponen así con 8 puntos, los mismos que Croacia, rival de los ‘Hispanos’ en 24 horas para buscar avanzar a la segunda fase que decide las semifinales con cuatro puntos, ya que dos serán los de ganar a Islandia o Macedonia, según cuál sea el tercer equipo que pase.

A la doble campeona del mundo se le atascó la subida a otra cima, ya llena de obstáculos en busca de las medallas. Un rival de viejos conocidos y con el español Raúl González en el banquillo. Macedonia preparó su partido táctico y además comenzó una gran presencia de Borko Ristovski palos. Las paradas y los postes desquiciaron un poco el juego ofensivo de los ‘Hispanos’.

Raúl Entrerríos y Aginagalde sujetaron esa falta de paciencia, pero el ataque sin portero y Kiryl Lazarov dejaron mejores parciales de los macedonios hasta que Pérez de Vargas entró en calor (12-13). Al descanso las fuerzas ya se habían igualado, pero cabía esperar un segundo tiempo igualmente duro. Sin embargo, España entró con tres goles en apenas un minuto.

Los de Ribera sacaron todo lo que no pudieron en la primera media hora. Los robos, la defensa, la contra, todo para volar sobre el escenario alemán ante un rival roto en varios pedazos (13-20). Así finiquitó el choque España, a pesar de alguna jugada aislada de Kuzmanovski, para poder pensar antes de lo imaginado en Croacia, como los macedonios hicieron pero con Islandia.

Aleix Gómez terminó con seis goles, máximo anotador, pero el MVP merecido fue el de Pérez de Vargas, que de hecho no solo paró, sino que una vez más fue quien inicio el ataque, asistió para gol o directamente anotó, un doblete, aprovechando ese ataque con siete de los macedonios que solo funcionó una mitad.

Lo último en Noticias

Últimas noticias