LA HOGUERA DELAS VANIDADES

De la Cámara de Comercio a EEUU a la granja de ovejas

Nacionalismo

Ahora que está tan de moda cotillear en el currículum de cada uno para ver si se ajusta o no a la realidad, nada mejor que un estrés test de verdad. Hace unos días la Cámara de Comercio de EEUU en España decidía mantener un debate entre economistas, políticos y periodistas para abordar las fake news o noticias falsas que también son el último grito.

El tema en sí no era demasiado excitante pero adquiría un interés especial pues la charla debía ser en inglés. Por  tanto, el formato obligaba a los participantes a tener cierta soltura con la lengua de Shakespeare, ya que era imposible leer un mero speech. Por el PP iba un tal Pablo Casado (no sé si les suena), que además de vicesecretario General de Comunicación del Partido de la Gaviota, o el animal alado ese que ponen en su logo, y que afirma haber hecho cursos en Harvard y Georgetown. También teníamos a Ander Gil, el guapo socialista portavoz en el Senado , a Txema Guijarro de Podemos, y a Toni Roldán, portavoz de Economía en el Congreso de Ciudadanos.

Como “profesores” del método Vaughan  estaban Jon Decker, que aunque suena a taladradora es el corresponsal de la Fox News en la Casa Blanca y Michael Sothard, corresponsal del Financial Times en Madrid. Como corresponde a todo anglosajón que se precie, ninguno de los dos, ni siquiera el que vive aquí de continúo hablan español por lo que no quedaba otra que hablarles en su idioma  para establecer la mencionada comunicación.

Decker nos ilustró con algo que a muchos se les escapa, Donald Trump es muy querido entre los periodistas americanos por su imprevisibilidad y porque siempre da noticias. Pero sobre todo, es querido entre los votantes americanos que ven en el inquilino de la Casa Blanca a un verdadero igual si no fuera porque el bueno de Donald es multimillonario. Y por Melania también.

Casado habla un inglés americanizado que le permite hasta hacer chistes comprensibles, Roldán es más británico y tiene un profundo conocimiento de la lengua inglesa, Guijarro se desenvuelve muy bien aunque aflora su paso por el sector de la restauración o de alguna tienda para aprender el idioma y Ander es el típico que no es capaz de vencer su timidez y no habla inglés pero a la vista de sus respuestas sin traducción simultánea es evidente que lo entiende.

Por lo que debemos estar tranquilos pues la siguiente “hornada” de dirigentes no darán momentos como los vividos por políticos que sólo dicen hello y this is my friend.

De la Cámara de Comercio a EEUU a la granja de ovejas
El presidente del IEF, Francisco Riberas.

Asistimos también al flamante nombramiento de Francisco Riberas como presidente del Instituto de la Empresa Familiar. Riveras, como su padre, son de los que comunicativamente ejercen el low profile, es decir, no hablan ni huevo y menos en los medios. Preguntado por OKDIARIO sobre cómo va a llevar su nueva sobreexposición a los medios me dijo que con resignación.

También se disculpó diciendo que a él sus clientes ya le conocen, que no vende productos de gran consumo y aspira, cuando todo esto pase, a volver al economato como decían mis queridos Gomaespuma cuando se referían a aquellos que quieren permanecer en el anonimato. Así quiso hacer el dueño de Mango, Isak Andic y durante su mandato al frente del IEF nos dio a los periodistas grandes titulares de gloria.

Por último, les cuento el chiste que me contó públicamente, por eso lo reproduzco, Fernando Ruiz, presidente de Deloitte, pues tiene su gracia viniendo de quien viene. Dice que se presenta un consultor en una granja de ovejas y le dice al pastor: – Si averiguo cuantas ovejas tiene , ¿me regala una? El pastor le responde de acuerdo.

Saca el tipo un ordenador, empieza a hacer cálculos y afirma 345. Exacto, dice el pastor sorprendido pero subo la apuesta, si le digo a qué se dedica ¿usted me devuelve la oveja? Me parece justo le responde el consultor. Es usted consultor, dice sonriente el pastor. Por favor, dígame cómo lo ha descubierto. Primero viene usted a mi negocio sin que yo le haya llamado, segundo me cuenta cosas que ya sé y tercero no tiene ni puta idea de mi negocio pues en vez de una oveja se estaba llevando al perro.

Últimas noticias