Luz

¿Sabes qué es la luz ultravioleta?

Cuando nos hablan de la luz ultravioleta, nos sugiere tratamientos para conseguir un color en la piel. Pero ¿qué es realmente la luz ultravioleta?

Luz ultravioleta
Cómo es la luz ultravioleta

La luz ultravioleta es un tipo de radiación electromagnética que consigue por ejemplo que los carteles de luz negra brillen, la que produce el bronceado sobre nuestra piel en el verano, así como también la responsable de las quemaduras solares. Una exposición excesiva a este tipo de radiación puede llegar a dañar los tejidos vivos. Esta luz natural que proviene del sol, es transmitida en forma de ondas  o partículas en diferentes longitudes  y frecuencia. Toda radiación es una forma de energía, la mayor parte de la cual no se percibe por el ojo humano. La luz ultravioleta es un tipo de radiación que se mide en una escala científica llamada espectro electromagnético. La UV tiene longitudes de onda más cortas que la luz visible. Aunque las ondas UV son invisibles para el ojo humano, algunos insectos, como los abejorros, pueden verlas.

¿Cuáles son los diferentes tipos de luz ultravioleta y qué aplicaciones pueden tener?

La forma más común de luz ultravioleta es la luz solar, que produce tres tipos principales de rayos ultravioletas: UVA, UVB y UVC.Luz ultravioleta

Los rayos UVA son los que tienen la longitud de onda más larga, seguidos por los rayos UVB Y UVC, que tienen longitudes de onda más cortas. Algunos de estos rayos se transmiten a través de la atmósfera como los UVC y otros UVB son absorbidos por la capa de ozono de la Tierra. Los rayos UVB, tienen una longitud de onda corta que llega hasta la capa externa de la piel, la epidermis. Los rayos UVA pueden penetrar hasta la capa media de la piel, la dermis, ya que su onda es más larga.

La energía más alta es la que proporciona la radiación UVC, la más alta del espectro UV. Esta radiación no llega a la superficie terrestre porque está bloqueada por la capa de ozono de la atmósfera. Los humanos solo pueden llegar a la UVC es a través de una fuente artificial como una lámpara o láser.

La radiación ultravioleta tiene suficiente energía para romper los enlaces químicos. Debido a sus energías más altas, los fotones UV pueden causar ionización, un proceso en el que los electrones se desprenden de los átomos.

Consecuencias del proceso

El resultado de este proceso afecta las propiedades químicas de los átomos y hace que formen o rompan enlaces químicos que de otro modo no sucederían. Esto puede ser útil para el proceso químico o puede dañar materiales y tejidos vivos. Este efecto puede ser beneficioso para desinfectar superficies, pero resulta perjudicial para la piel y los ojos, que son los más perjudicados por la radiación UVB y UVC de mayor energía.

La luz ultravioleta puede tener muchas aplicaciones, como para la esterilización del agua y alimentos. También en las soldaduras de elementos industriales, pinturas, plásticos, así como en tratamientos médicos de diagnóstico y terapéuticos como las lámparas UV, utilizadas en dermatología y en cosmética para el bronceado de la piel.

Un bronceado es el resultado a la exposición a los dañinos rayos UVB. En realidad, el color obtenido en la piel se obtiene por la activación del mecanismo de defensa natural del cuerpo, la melanina absorbe la luz ultravioleta y la disipa en forma de calor.Luz ultravioleta

¿Cuáles son los riesgos de exposición a la radiación UVC?

Las consecuencias de la exposición a estas radiaciones pueden causar lesiones graves, como quemaduras en la piel y afecciones oculares. Por eso debe evitarse las exposiciones directas a la radiación UVC, nunca se debe mirar una fuente de esta luz sin protección especial, ni aún por poco tiempo.

Por lo general, las quemaduras producidas por la exposición a los rayos UV se curan en pocos días, no se conocen hasta el momento daños más graves. Debido a que los rayos UVC no llegan a penetrar con profundidad en la piel, el riesgo de que produzca cáncer de piel es muy bajo, al igual que cataratas o pérdida permanente de la visión.

Las lesiones que puede producir una exposición muy corta de apenas unos segundos o minutos a la luz ultravioleta pueden ser: dolor intenso ocular y una sensación de que se tiene arena dentro de los ojos. Estos síntomas pueden ocasionar ciertas molestias por las cuales las personas no podrán usar los ojos durante uno o dos días.

Otras fuentes de radiación ultravioleta

La luz solar no es la única fuente de radiación ultravioleta que puede encontrar. Otras fuentes incluyen: cabinas de bronceado, iluminación a vapor de mercurio, luces halógenas, fluorescentes e incandescentes y algunos tipos de láseres.

Tanto los rayos UVA como los UVB pueden dañar la piel. Las quemaduras solares son un signo de sobreexposición a corto plazo, mientras que el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel son efectos secundarios de la exposición prolongada a los rayos UV.

Como hemos visto, la luz ultravioleta puede ser de gran utilidad para distintas aplicaciones positivas, pero seguramente te fascinará ese hermoso color bronceado que suele dejar sobre tu piel. Recuerda siempre de hacerlo con los cuidados recomendados.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias