Medio ambiente

Gestión forestal y economía rural

¿Cómo se relacionan la gestión forestal y la economía rural? Aquí te contamos un poco más sobre la combinación de ambos conceptos.

Economía verde
Gestión forestal

Se habla mucho del potencial de la gestión forestal como un motor para la economía rural. Concretamente, España registra un déficit de aprovechamiento de recursos forestales dentro del escenario de la Unión Europea. Ello significa que podríamos sacar más y mejor provecho de nuestros bosques para impulsar el crecimiento sostenible de numerosas regiones. Con una adecuada gestión forestal, este desarrollo económico puede ocurrir a la par de la preservación de nuestros ecosistemas. ¡Sigue leyendo para saber más!

El falso dilema entre ecología y economía

Siempre que hablamos de aprovechamiento de recursos forestales, nos deparamos con las mismas preguntas. ¿No estamos en la era de la preservación ambiental? ¿Cómo vamos a proponer explorar madera si necesitamos conservar los bosques? ¿Acaso vamos a sacrificar nuestros ecosistemas en pro del desarrollo económico?

En definitiva, todas estas cuestiones se fundamentan en un falso dilema entre economía y ecología. Falso porque estas dos “cosas” jamás debieron de andar separadas, o ser tratadas de manera aislada. Para sobrevivir, necesitamos generar condiciones de desarrollo económico, productivo e industrial. Pero también garantizar la manutención de los ecosistemas, recursos y condiciones ambientales esenciales para la vida sobre la Tierra.

Por ello, hoy más que nunca ganan fuerza conceptos como desarrollo sostenible, economía verde y gestión forestal. Esta última resulta clave para que podamos llevar a cabo una explotación sostenible de nuestros bosques, generando más oportunidades de trabajo digno e ingresos suficientes para las poblaciones rurales.Economía verde

La gestión forestal como motor de la economía rural

No debemos olvidar que, en los últimos siglos, se ha producido un masivo éxodo desde el campo hacia las ciudades. A medida que las personas migraban hacia los centros urbanos, en búsqueda de mejores condiciones de vida, trabajo y estudios, las regiones rurales sufrieron un fuertísimo impacto.

En el contexto de sociedades cada vez más urbanizadas, la economía rural fue limitándose a un reducido abanico de actividades. Pero, ¿de qué viven los habitantes de las zonas boscosas si no pueden explorar los recursos naturales de su entorno?

Por otro lado, hemos visto cómo la falta de una gestión forestal eficiente puede provocar un verdadero desastre ecológico. Principalmente cuando se suma a la necesidad de expandir los campos productivos y la rentabilidad de la industria agrícola. Brasil fue noticia durante todo el 2020 por las cifras records de deforestación en la Amazonia.

En gran medida, la devastación de los bosques primarios se debe a los incendios provocados intencionalmente, para la obtención de nuevas tierras productivas, ya sea para el ganado o la soja. Cuando los bosques dejan de ser productivos, o no pueden ser explorados de forma sostenible, deforestarlos (aunque de forma ilegal) empieza a ser una opción.

Gestión forestal para una exploración sostenible de nuestros bosques

Pero, ¿y si pudiéramos evitar todo ello y, a la vez, impulsar la economía rural? Explorar no debe ser una mala palabra o un concepto nefasto, siempre y cuando esté pensado y se lleve a cabo de forma sostenible. Y es aquí que una gestión forestal eficiente recobra el rol protagonista.

En una lógica de exploración sostenible, podemos aumentar el aprovechamiento de los recursos boscosos para la producción de materiales reciclables, como la madera y el papel. Materiales estos cuya demanda en España duplica la producción, requiriendo la importación de materias primas y productos elaborados.

Además, la tala legal y controlada de árboles ayudaría a prevenir la concentración excesiva de biomasa en ciertas regiones. En consecuencia, reduciría el riesgo de incendios y propagación de insectos y plagas. Todo ello asociado a la posibilidad de generar nuevas plantaciones para potenciar el desarrollo de la economía rural.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias