Peces

Curiosidades de los peces de las aguas profundas

En la inmensidad de los mares y océanos se esconden especies de animales realmente sorprendentes. ¿Conoces a los peces de las aguas profundas?

Fondo del mar
Peces de las aguas profundas

Los peces de las aguas profundas son realmente asombrosos y extraordinarios, en cada viaje hacia las profundidades se pueden descubrir nuevas curiosidades. En un estudio reciente publicado en Proceedings B de la Royal Society, se describió una nueva especie de gusanos bellota de aguas profundas que viven a 2.700 metros de profundidad. Fue cerca de la Cordillera del Atlántico Medio, con “labios” extremadamente largos adaptados para capturar presas en un hábitat escaso de alimentos. En las profundidades marinas los peces se alimentan de lo que encuentran y así sus cuerpos se adaptan a vivir en un medio tan poco común, por su entorno extremadamente hostil, con una presión inmensa, bajas temperaturas y falta de luz.

¿Cómo son los peces de las aguas profundas?

Se calcula que el 25% de las 8.700.000 especies que viven en el planeta tierra, habitan en las profundidades del océano y el 91% de ellas aún no se han descubierto.

Los peces de las aguas profundas tienen adaptaciones para afrontar la baja densidad. Entre ellos podemos encontrar al rape de aguas profundas (Melanocetus johnsoni); se denomina así por su espina dorsal alargada que se extiende hacia adelante y atrae a la presa hacia su ancha boca con dientes muy afilados, con un señuelo brillante.Fondo del mar

Como la densidad de los organismos en las profundidades del mar es sumamente baja, resultará muy difícil encontrar parejas de rape. En el encuentro con el macho, el rape morderá a la hembra y así sus vasos sanguíneos se fusionarán y pasarán el resto de su vida como un apéndice productor de esperma. Esto se llama reproducción parasitaria: este dimorfismo sexual extremo asegura que cuando la hembra esté lista para reproducirse, tenga de inmediato una pareja disponible, algo muy difícil de conseguir en las profundidades marinas.

En la mesopelágica, zona crepuscular, donde la luz es muy escasa, los ojos grandes y las retinas reflectantes son realmente una ventaja para tomar cualquier vestigio de luz solar que se refleje en las profundidades del mar.

Entre las adaptaciones de los peces de aguas profundas, está el hecho de que tienen fotóforos, (órganos productores de luz) lo que les permite identificar distintas especies, atraer comida o espantar a sus depredadores. Estos peces linterna tienen fotóforos emparejados y concentrados a lo largo del cuerpo en filas por todo su cuerpo y cabeza, en patrones propios de la especie. Esta distribución puede variar entre el macho y la hembra. Los machos tienen concentraciones de fotóforos por encima de la cola y las hembras por debajo.

La Bomba Verde Nadador (Swima bombiviridis) fue descubierta en el año 2009. Este pez brilla con una luz verde brillante cuando se desplaza, lo que les sirve para distraer y escapar de sus depredadores.

Gigantismo de aguas profundas

A pesar de nuestra imaginación, los peces de las aguas profundas no son gigantes, ya que miden solo entre 5 y 6 pulgadas de largo. No sucede lo mismo con los invertebrados marinos, en los que el gigantismo marino es común.

La razón de los enormes tamaños no se conoce exactamente. Se piensa que podría ser por un metabolismo más lento, debido a las bajas temperaturas, por lo que estos organismos viven más tiempo y crecer más. La alimentación escasa retrasa la madurez sexual y esto trae como resultado un tamaño mayor. El tamaño más grande en relación con la superficie y masa más baja, les crea ventajas en la regulación de la temperatura corporal.

El calamar de aguas profundas (Architeuthis dux) mide aproximadamente 42 pies de largo, y el espécimen más grande alcanza los 59 pies de largo. La primera fotografía que se logró de este enorme calamar fue en el año 2004, y fue filmado en el 2006. Muy pocas veces visto por humanos, pero sí por los cachalotes, ya que son su presa preferida de estos mamíferos marinos.

Algunas especies de tiburonesAguas profundas

El tiburón duende, es un animal bastante raro y muy poco conocido. Este tiburón es el único superviviente de la familia Mitsukurinidae descendiente de unos 125 años. Si bien puede tener algunas similitudes con otros tiburones, realmente es único. Por lo general mide entre 3 y 4 metros de largo cuando llega a la adultez, aunque algunos pueden crecer mucho más. Esta especie vive solo en las profundidades marinas a más de 100 metros de profundidad.

El isópodo gigante es un grupo dentro de una especie formada por más de veinte diferentes, relacionados con los camarones y los cangrejos. Miden en promedio entre 20 y 36 cm, pero en ocasiones pueden crecer mucho más. Tienen siete  pares de patas, en el primero de los cuales se encuentran las piezas bucales con forma de pata, con las que llevará comida a los cuatro juegos de mandíbulas. Ofrecen un comportamiento similar en apariencia y comportamiento en general.

El tiburón águila es otro fósil viviente, muy pocas veces visto. Habita en las profundidades de los océanos Atlántico y Pacífico. Se supone que atrapa a sus presas doblando su cuerpo y lanzándose hacia adelante como una serpiente. Suele tragarse las presas enteras. Puede alcanzar una longitud de 2 m y su cuerpo es de color oscuro similar a una anguila.

Como vemos con todas estas especies de peces de aguas profundas, la naturaleza nos sigue sorprendiendo.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias