Animales

¿Cuántas jorobas tiene un camello?

Los camellos tienen diferente número de jorobas que los dromedarios

cuántas jorobas tiene un camello
Los camellos y los dromedarios tienen diferente número de jorobas

Es muy habitual que la gente se confunda cuando se trata de camellos y dromedarios, especialmente a la hora de saber el número de jorobas que tiene cada uno. Aunque son animales muy conocidos pocas personas aciertan a la primera la pregunta ¿cuántas jorobas tiene un camello?, ¿y un dromedario?.

Entre el camello y el dromedario hay muchas diferencias, no es únicamente el número de jorobas, aunque sin duda es la principal en la que todo el mundo se fija. Para dejarlo claro, los camellos tienen dos jorobas, mientras que los dromedarios tienen solo una.

Diferencias entre camellos y dromedarios

En ambos casos, la joroba es como un depósito de tejido de contenido graso, y aunque se dice que están llenas de agua, es una información falsa. Gracias a ese depósito pueden realizar largos viajes sin problemas. El camello también utiliza sus jorobas para protegerse del frío.

Además del ya mencionado número de jorobas, otra de las principales diferencias es el origen de cada uno de los animales, su lugar de procedencia. Los dromedarios provienen de la Península Arábiga, mientras que los camellos tienen su origen en Asia Central.

En el caso de los dromedarios, soportan mucho mejor que los camellos las temperaturas altas, que superen los 50ºC. El pelaje es otra de las diferencias entre camellos y dromedarios, siendo más largo en el camello y muy corto en el dromedario, que lo tiene además uniforme por todo el cuerpo.

En cuanto al tamaño, los camellos son más pequeños que los dromedarios, que pueden medir hasta dos metros de altura ya que tienen las patas más alargadas. Los camellos no suelen pasar del metro y medio. Curiosamente, los camellos pesan más y resisten menos, tanto a los largos viajes como a los días sin beber ni comer.

Una última curiosidad sobre las jorobas es que los dromedarios se deshidratan hasta un 40% cuando se va vaciando la grasa, lo que hace que las jorobas se vayan haciendo más pequeñas, tanto que pueden caer hacia un lado. Cuando reponga fuerzas, la joroba vuelve a su sitio y tamaño original.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias