Cambio climático

¿El cambio climático traerá lluvias torrenciales?

A menudo escuchamos muchas informaciones sobre el cambio climático. ¿Es cierto que el cambio climático traerá lluvias torrenciales? Toma nota.

Fuertes lluvias
El cambio climático, efectos

Nuevas investigaciones demuestran como el cambio climático intensifica las lluvias torrenciales a nivel global. La probabilidad de tormentas intensas está aumentando, debido al calentamiento global. Los resultados de estas mediciones ayudarán a nivel regional, a que las comunidades se prepararen y acondicionen sus viviendas para cuando se aproxime una tormenta de este nivel, que en las próximas décadas amenazan con anegar ciudades y granjas. Unos de los lugares afectados es América del Norte, y por estudios publicados en la revista Proceeding of the National Academy of Sciences, proyecta grandes aumentos en el nivel de las tormentas y por lo tanto grandes inundaciones.

¿Qué consecuencias provocará el cambio climático?

Investigaciones han demostrado que el cambio climático, producido por un calentamiento global, aumentará la frecuencia de tormentas torrenciales en todo el hemisferio norte. Por otro lado, el último estudio pudo predecir lluvias extremas en América del Norte.

“Estamos encontrando que las precipitaciones extremas han aumentado en América del Norte y estamos encontrando que eso es consistente con lo que muestran los modelos sobre la influencia del calentamiento causado por los humanos” dijo Megan Kirchmeier-Young, científica climática de Environment Canadá. Y agregó “Tenemos mucha confianza en las precipitaciones extremas en el futuro”.Cambio climático y lluvia

Al nivel actual de calentamiento causado por los gases de efecto invernadero, alrededor de 1.8 grados Fahrenheit por encima del promedio preindustrial, las tormentas extremas que en el pasado ocurrieron una vez cada 20 años ocurrirán cada cinco años, según el estudio. Si la tasa actual de calentamiento continúa, la Tierra se calentará 5,4 grados para 2100. Entonces, podrían ocurrir tormentas extremas de 20, 50 y 100 años cada 1,5 a 2,5 años, concluyeron los investigadores.

«Los cambios en los períodos de retorno realmente se destacaron», dijo. «Eso es un factor clave para los eventos de inundaciones repentinas y significará que las inundaciones repentinas también serán una preocupación creciente»

Las inundaciones de 2013 en Boulder, Colorado, mataron a nueve personas y causaron más de dos mil millones de dólares en daños a la propiedad. Son un buen ejemplo de cómo tales estudios climáticos pueden ayudar a mejorar los pronósticos de inundaciones, dijo Kevin Trenberth, científico climático del Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Boulder, Colorado.

«Ese fue un evento excepcional y la lluvia fue como lluvia tropical. Como resultado, los radares subestimaron enormemente la magnitud», dijo Trenberth, quien regresó a su casa en Boulder durante las inundaciones con un pie roto, solo para tener que trepar a su techo, para desviar el agua que brotaba de su casa.

A través de un estudio posterior, se descubrió que la lluvia fue el resultado de un calentamiento atmosférico poco común sobre el Colorado. Las tormentas de montaña se mezclaron con un abundante río atmosférico de los trópicos, dejando caer 17 pulgadas de lluvia en unos pocos días, casi como el promedio anual de Boulder. El estudio también detectó que el cambio climático provocado por los humanos aumentó la magnitud de las fuertes lluvias en el noroeste de Colorado.El cambio climático

Mejor ciencia, mejores pronósticos

Otro estudio llegó a la conclusión de que el calentamiento global en realidad disminuyó la probabilidad de las inundaciones del 2013. Estos asombrosos resultados surgen de las complejidades de la investigación climática, lo que demuestra que la influencia del cambio climático provocado por el hombre en el clima extremo, se ha vuelto más clara.

Por lo tanto, los riesgos continuarán aumentando mientras se continúe calentando la atmósfera, dijo David R Easterling investigador de extremos climáticos. También dijo “La detección ha estado ahí por un tiempo en muchos eventos extremos”, y aclaró que él no participó del nuevo estudio. Concluyó “Vamos a ver un aumento en los eventos extremos y debemos estar preparados”.

¿Cómo reducir fuertes impactos?

Aumentando nuestras defensas contra inundaciones puede reducir los fuertes impactos. El kit de herramientas de resiliencia climática de EE.UU. analiza recursos y estudios de casos, incluidos talleres de preparación climática y planes de mitigación de peligros. Por ejemplo, en Texas Medical Center en Houston ha creado su propio suministro de energía en un terreno más alto, y también agrega superficies más permeables para cuando llegan las aguas pluviales.

Aun así estos ajustes no bastan, ya que el cambio climático está superando a todas las adaptaciones. Solo un 8% de los diques monitoreados en los EE.UU están certificados en condición de “aceptables” según la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles.

Frenar las emisiones de gases de efecto invernadero de la humanidad limitará el aumento de las fuertes lluvias. El informe especial sobre ciencia del clima del gobierno de  EEUU ofrece un ejemplo claro. Si las emisiones de efecto invernadero continúan sin control, la frecuencia de un evento de lluvia que se produce una vez cada cinco años podría aumentar de dos a tres veces para fines de siglo.

Pero si el mundo realiza reducciones significativas de emisiones, el aumento en la frecuencia podría reducirse a la mitad. En un mundo anegado, esa diferencia sería crítica.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias