Ganadería

Algunas enfermedades del ganado vacuno

Si te dedicas o piensas dedicarte a la cría de ganado, tienes que conocer algunas de las enfermedades más importantes del ganado vacuno. Toma nota.

Enfermedades vacas
Cuidados del ganado vacuno

Incluso el ganado vacuno puede sufrir enfermedades. Es por eso que existen manuales para los ganaderos y medidas de prevención para evitar la pérdida de ejemplares. Un virus en un grupo de vacas podría implicar gastos de millones de dólares y toneladas de carne desechadas. Por supuesto, evitar la trasmisión de afecciones es uno de los objetivos primordiales dentro de una granja. Los peligros son muchos y hay que saber identificar cada cuadro clínico de riesgo.

Muchos de estas patologías no tienen tratamiento que pueda permitir la recuperación de la carne. En estos casos, todas las acciones suelen centrarse en la prevención. El entorno y la alimentación son factores que se controlan a detalle para evitar epidemias. A continuación, te mostramos algunas de las enfermedades más comunes del ganado vacuno.Enfermedades del ganado de granja

Glosopeda: un mal que puede salir caro

La glosopeda también es conocida como fiebre aftosa y debe su nombre a uno de sus síntomas característicos. Los animales afectados desarrollan       úlceras o aftas en la boca al padecerla. Otro rasgo que permite identificarla es la erosión de las pezuñas, vesículas y ubre en el caso de la vaca.

Este virus se transmite entre ejemplares con facilidad al mantener contacto con el animal enfermo, lo que puede ocurrir por vía respiratoria o por con contacto sexual. Por lo general, no se ofrece tratamiento a los animales infectados y la única solución suele ser eliminarlos para evitar la transmisión.

La mastitis bovina afecta la calidad de la leche

La mastitis es una infección en las glándulas mamarias de las vacas. Puede generarse por contagio con un ejemplar infectado y también por microorganismos que se encuentran en el ambiente. Esto pasa por ejemplo a partir del contacto directo de las mamas con una superficie sucia.  El estado de la enfermedad puede ser subclínico, clínico y agudo con un gran peligro para el animal.

Esta afección tiene consecuencias tanto en la vaca como a la leche que es su producto fundamental. Existe un tratamiento pero suele ser funcionar en las etapas iniciales de la infección. La prevención es la mejor opción que tienen los ganaderos y por ello existen protocolos para la protección sanitaria de la vaca y el ordeño.

Babesiosis bovina: una enfermedad mortal

La babesiosis bovina es parasitaria y es transmitida por la picada de una garrapata a su vez infectada. A pesar de existir vacuna, sigue siendo un riesgo para muchos animales propios del sector ganadero. Algunos ejemplares crean resistencia y otros pueden incluso morir debido a la infección.Vacas en el prado

En el peor de los casos los ejemplares experimentan anemia, fiebre, decaimiento y anorexia. Añadido a esto, los animales se retiran del rebaño, con ansiedad y depresión. De hecho, a esta enfermedad se le compara mucho con la malaria. Existen muchas medidas para prevenir el impacto de esta enfermedad pero su transmisión es difícil de controlar.

La tuberculosis también afecta al ganado vacuno

La tuberculosis bovina es generada por una bacteria que también afecta a los seres humanos. Las deposiciones y demás desechos biológicos mezclados en el medio ambiente permiten la transmisión a individuos sanos. Los síntomas son debilidad, pérdida de apetito, anorexia, tos, diarrea y fiebre.

El problema con la tuberculosis bovina es una enfermedad zoonótica. Básicamente, esto significa que puede ser transmitida de los animales a los seres humanos. Consumir leche o carne contaminada puede ser peligroso, lo que motiva controles sanitarios importantes.

Otro mal recurrente es la fiebre de la leche

También es llamada hipocalcemia puerperal y tiene que ver con una baja de calcio en la sangre. La misma está asociada con el metabolismo y las labores de parto de las vacas. El inconveniente de este mal es que suele ser muy recurrente y genera pérdidas económicas considerables. Los factores de riesgo son la edad del animal y una dieta poco balanceada.

Muchas vacas mueren cada año por consecuencia de este tipo de complicación. Además, los ejemplares que sobreviven bajan su productividad de leche hasta en un 20%. Por ello, suele ser entendida por los ganaderos como un flagelo para la producción. Se trata mediante la ingesta de suplementos, lo que implica gastos adicionales.

Brucelosis: enfermedad que puede llegar al ser humano

La brucelosis es originada por una bacteria que afecta a animales en estado de gestación. Al parir, el ejemplar deja residuos de secreciones vaginales y contamina el lugar. En muchos casos,  el parto termina en aborto y en otras las vaquillas nacen infectadas propagando la enfermedad. Al igual que la tuberculosis bovina, también puede ser transmitida a humanos.

Las enfermedades del ganado vacuno pueden traer consigo pérdidas económicas y crisis sanitarias. Las consecuencias pueden ser de grandes proporciones por lo que los ganaderos invierten mucho en prevención y control. Por supuesto, existen más patologías un poco menores y riesgos, siendo este un sector bastante delicado. La coordinación con un buen veterinario de confianza es fundamental para preservar la salud del ganado, y por tanto, de un negocio de animales.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias