Energías renovables

Actualidad de las energías renovables en Europa

Las nuevas energías están en constante actualidad. ¿Cuáles son las novedades sobre las energías renovables en Europa? Toma nota.

Energía renovable europea
Europa, energías renovables

En la última década, la cuota de energías renovables en Europa destinadas al consumo final viene en claro ascenso. En 2018, se alcanzó una cifra de casi 19%, que es el doble de la registrada en 2004 (9.6%). Además, las estadísticas más recientes apuntan a que los recursos renovables son, en la actualidad, la principal fuente de generación de electricidad en toda la Unión Europea. A continuación, hablaremos un poco más sobre las energías renovables y su enorme potencial en nuestro continente.

¿Qué son los recursos y las energías renovables?

Las energías renovables son aquellas producidas a partir de recursos renovables. Un recurso es un elemento que, directa o indirectamente, se utiliza para producir y, en consecuencia, tiene un valor económico. A su vez, los recursos naturales son todos aquellos que provienen de la naturaleza y pueden ser usados en estado natural o mediante un procesamiento especifico. Energía en Europa

Se considera que un recurso es renovable cuando puede regenerarse en un periodo de tiempo igual o inferior al de su consumo. Ello significa que los recursos renovables pueden ser repuestos fácil y oportunamente, ya sea a través de procesos naturales o con la interferencia del ser humano.

La disponibilidad de este tipo de recursos es prácticamente indefinida y no existe un riesgo de agotamiento, ya que el ritmo de regeneración es más rápido que el de consumo. Por ello, los recursos renovables suelen destacarse como materias primas inagotables, que no tienen una fecha de caducidad.

Ejemplos de energías renovables

Hablando específicamente de la generación de energía a partir de recursos renovables, sus procesos se fundamentan en el aprovechamiento de dichos elementos, como la luz solar (energía solar o fotovoltaica) o el viento (energía eólica), por ejemplo.

No obstante, las energías renovables también pueden ser producidas mediante el reaprovechamiento de residuos de otras industrias. Un ejemplo sería el biogás, que si bien puede originarse de materias primas originales (cultivos, mayormente), también permite aprovechas desechos de la agricultura, residuos orgánicos de mataderos, destilerías y fábricas de levadura, excrementos de animales, entre otros.

Este tipo de energías se caracterizan, en líneas generales, por no emplear combustibles fósiles (recursos no renovables), como el petróleo, gas o carbón. Además, suponen un modelo energético más limpio y sustentable, ya que no emiten gases contaminantes ni conllevan a la acumulación de residuos sólidos.Molinos y energías

Las energías renovales más desarrolladas en la actualidad son:

  • Energía solar
  • Energía eólica
  • Biocombustibles
  • Biomasa
  • Biogás
  • Energía geotérmica
  • Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos

Energías renovables en Europa: un camino de innovación y desafíos

Históricamente, la Unión Europea se ha posicionado como pionera en materia de energías renovables. Desde hace varios años, sus normativas apuntan a incrementar las inversiones en estos recursos energéticos, y optimizar su integración en los sistemas energéticos de la región.

La Directiva publicada en 2009, que fijaba los objetivos nacionales para los países miembros y fue considerada innovadora en aquel entonces, ha servido como un motor para promover estas energías alrededor del mundo. Y en la actualidad, más de 170 países han aprobado directrices similares.

No obstante, la UE se propuso “redoblar” la apuesta en las energías renovables al realizar una serie de modificaciones en dicha Directiva a fines de 2018. El paquete de medidas actualizado establecía un nuevo desafío: alcanzar un mínimo de 32% de energías renovables para el 2030 en todos los países europeos.

¿Y cómo avanzamos en el propósito cumplir este objetivo? Pues, a pasos firmes, aunque quizás no tan rápidos como los necesarios para revertir el daño ambiental generado por las energías convencionales. Pero, sí, el progreso en términos de producción y almacenamiento es evidente…

Energía solar y eólica en Europa

La producción de energía solar y eólica ha alcanzado niveles máximos históricos en 2019, superando por primera vez a la de carbón. Esta es una muy buena noticia, entre otros motivos, porque supone que estos recursos naturales se están volviendo tan competitivos como los combustibles fósiles. Dentro de algunos años,  quizás resulten más económicos, teniendo en cuenta su disponibilidad ilimitada.

Respecto a la energía solar o fotovoltaica, cabe recordar que Europa se ha convertido en el mayor mercado global. En 2008, el continente cubría más de 70% del mercado y el parque fotovoltaico de Olmedilla (España) se reafirmaba como el más grande del mundo. Su planta es capaz de abastecer de electricidad alrededor de 40.000 hogares por año. Y en 2019, Portugal ha logrado alcanzar el menor costo de un parque solar-fotovoltaico del mundo.

También es importante mencionar que dos países europeos aparecen entre los cinco mayores productores globales de energía eólica. Tras el increíble impulso de China (hoy el principal productor mundial), Alemania pasaría a ocupar el tercer puesto (detrás de los EEUU) y España, el quinto (detrás de India). Además, los expertos parecen coincidir que la energía eólica marina es una de las vías más promisoras y accesibles para una Europa descarbonizada.

Así mismo, los miembros de la UE con mayores cuotas energéticas procedente de fuentes renovables siguen siendo Suecia, Finlandia, Dinamarca, Letonia y Austria.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias