Entrevista a Jonathan Espinosa: director de la escuela Microfusa de Madrid

La profesionalización de la industria musical: ¿talento innato, aprendizaje autodidacta o estudios certificados?

Entrevista al director de la escuela Microfusa de Madrid. Vídeo: Víctor Jiménez

La proliferación de DJ’s es algo que no pasa desapercibido. Hoy en día, quien no pincha música es porque no se le ha ocurrido. Modelos, escritoras, famosos del corazón, cantantes…hay DJ’s, o pseudoDJ’s, en prácticamente todos los estratos de la sociedad actual. Pero, ¿forman parte de la industria musical? ¿el talento innato es todo lo necesario para triunfar en la música? Para responder a estas preguntas, y otras tantas, hemos entrevistado a Jonathan Espinosa, ingeniero de sonido y productor musical que ahora se pone al frente de la escuela Microfusa de Madrid, que abre sus puertas este mes de septiembre.

Con una oferta que va desde cursos monotemáticos de tres meses hasta carreras certificadas de tres años. Todos ellos acotados en la industria musical y, más concretamente, en la música electrónica que tan de moda en la actualidad.

Pregunta: ¿Qué beneficios ofrece conseguir una titulación certificada sobre el aprendizaje autodidacta en casa?

Respuesta: Existen muchos beneficios. Evidentemente, la formación especializada y profesional es muy importante. Hoy en día, existe un gran número de gente que aprende de manera autodidacta viendo vídeos en Youtube y buscando información en internet. Mucha gente aprende de esa forma pero, en realidad, no es la correcta. En internet hay mucha gente hablando de asuntos que no son muy ciertas o que están basadas en su experiencia personal. Los vídeos didácticos de internet no están enfocados al perfil de cada uno.

En cambio, estudiar una formación profesional es algo diferente porque a los estudiantes se les forma para triunfar en el mercado de la música profesional. Por ejemplo, en Microfusa, tenemos un equipo docente profesional que te acompaña en todo el proceso de aprendizaje. Está al lado tuyo, te guía y crea un vínculo con el estudiante. Tener a alguien codo con codo, corrigiéndote tus errores y potenciando tus aciertos es algo que no puedes encontrar en internet o de forma autodidacta.

Y en definitiva, los profesionales que trabajan en la industria musical se dan cuenta cuando hablan con alguien que sabe lo que hace o si tiene experiencia o no. Tener una titulación siempre te va a dar un impulso extra a la hora de encontrar y mantener una clientela.

P: Una gran mayoría de los DJ’s y productores famosos hoy en día, no han estudiado una carrera musical. Muchos de ellos presentan un talento innato para la música y otros simplemente tienen suerte. ¿Crees que la enseñanza puede puede suplir la falta de talento innato o es necesario para trabajar en la industria musical?

R: Efectivamente, hay una cosa que es fundamental: tener un poco de oído. Está claro que alguien que no tiene nada de oído, es decir, que no saben diferenciar o seguir un compás. Hay gente que nace con ese oído virtuoso de forma innata, aunque esa destreza hay que desarrollarla igualmente mediante la experiencia. En la industria musical nadie nace profesional. Nadie nace siendo un productor de éxito o un DJ famoso mundialmente.

Es cierto que muchos de los productores de éxito no han estudiado una titulación como tal, pero también es cierto que su aprendizaje fue el más duro: en el estudio. Casi todos ellos se han formado trabajando duro en un estudio y mediante el trabajo constante han ido perfeccionando su talento. Con la proliferación y la aceptación de la música electrónica tenemos la ventaja de que hoy en día sí existe la formación profesional enfocada a este mundo laboral.

P: ¿Existe tanta demanda laboral en la industria musical para tanta escuela dedicada a este sector?

R: La industria está pasando por un momento interesante. La tecnología musical se ha vuelto muy accesible y existe un gran número de gente queriendo ser productor, DJ o técnico de sonido. Por otro lado, las plataformas musicales se han vuelto muy habituales, casi todo el mundo usa Spotify, Itunes o Tidal, y esto ha impulsado la industria musical. Con tanto mercado, la demanda de productores y artistas de calidad que lo llenen ha crecido. Aunque lo que es cierto, es que aunque la demanda sea alta, también hay mucha paja. Por eso, una formación a medida y enfocada a tu perfil concreto es fundamental para tener éxito sobre tus competidores.

P: En los años 80 no existía la posibilidad de formarte académicamente en estos sectores. Pero ante la proliferación de escuelas, ¿crees que llegará la profesionalización total del sector? Es decir, ¿va a llegar el momento en el que haga falta un título para pinchar en una sala o para producir un disco?

R: Para ser un buen DJ, por ejemplo, siempre vas a necesitar experiencia y un buen curriculum. Nadie va a contratarte si no tienes experiencia previa, aunque sea una experiencia modesta. Todos empiezan en pequeño: garitos y locales reducidos. Respecto a lo que pueda pasar en el futuro, no puedo responderte porque la industria musical es cambiante y pega bandazos continuamente. Pero lo que tengo claro es que tener una certificación profesional, como la que ofrece la escuela Microfusa, va a ser decisivo. Tener un título de los que ofrecemos ayuda a generar confianza a la hora de lograr clientela. La industria sabe que de nuestra escuela, pioneros en este sector desde 1989, los alumnos salen bien formados. No sé hacia dónde va a ir la industria pero sí tengo claro que cuanto mejor formes a los estudiantes, más posibilidades de triunfar tendrán.

Lo último en Música