Eurovisión pide más tiempo para revisar las irregularidades en el tongo de las votaciones

Ver vídeo

La Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del festival de Eurovisión, ha asegurado hoy en un escueto comunicado que continúa revisando las posibles «pautas de voto irregulares» de seis países durante la segunda semifinal del certamen y la final y pide tiempo antes de llegar a conclusiones.

Ante la expectación generada en toda Europa, la EUR no se atreve a tomar una decisión sin estudiar bien todos los frentes, aunque fuentes de Televisión Española tienen claro, a día de hoy, que cualquier decisión que tome el organizador del festival de Eurovisión no cambiará la puntuación final, y, por lo tanto, el tercer puesto de Chanel.

«El proceso necesita concluirse antes de que podamos hacer nuevos comentarios», señaló en un breve comunicado la UER, ante las críticas de países como Rumanía, cuyos votos del jurado no fueron tenidos en cuenta durante la final debido a las sospechas pacto de votos en la semifinal.

Tras las votaciones que situaron a Chanel, nuestra representante española, en la tercera posición, se ha sabido que la UER cambió las puntuaciones otorgadas por Rumanía, Azerbaiyán, San Marino, Polonia, Georgia y Montenegro al tener conocimiento, según ha dicho, de un supuesto pacto para dar todos los 12 puntos al mismo país.

Por ello, se ha cuestionado, sin ninguna crítica, eso sí la victoria de Ucrania (la propia Laura Pausini insinuó que era por cuestiones políticas y no musicales) y el sospechoso fraude de las votaciones de los seis países citados.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del certamen de Eurovisión, lanzó un comunicado justo antes de que comenzara la retransmisión de la puntuación de los distintos países desvelando que la empresa que audita este sistema había observado “irregularidades” en los votos del jurado de 6 países.

Es más, la UER anunció que había recalculado esos votos antes de que se anunciara el resultado final por televisión.

El comunicado confirmaba que se habían identificado ciertos patrones de votación irregulares después del segundo ensayo general de la segunda semifinal en los resultados de seis países. Sin embargo, esas  irregularidades no tenían que ver con el televoto, sino con las votaciones del jurado, según Eurovisión. En concreto, las irregularidades las detectaron en las votaciones de Rumanía, Azerbaiyán, San Marino, Polonia, Georgia y Montenegro.

Ante semejante pucherazo -habían acordado votarse entre ellos- la UER decidió reemplazar los votos del jurado de esos seis países por otros con registros de votaciones similares, lo que constituye otro escándalo que ha podido hurtar a España el segundo puesto. Esto no puede saberse aún con seguridad, puesto que sólo Rumanía ha hecho pública su votación original, en la que daba tres puntos a España, no uno y a Reino Unido ninguno, no los ocho que les otorgó el festival. Según esa votación, España sería segunda.

Disculpas de la RAI

Por otra parte, el locutor de la RAI italiana que criticó a Chanel diciendo que era «una Jennifer López de saldo», se ha disculpado este martes, según el video en el que aparece leyendo un texto pidiendo perdón que ha colgado en su perfil de redes sociales el propio festival.

Lo último en Música

Últimas noticias