Cómo vender mi moto rápido en 6 pasos

Moto
Vender tu motor de una forma rápida y exitosa depende de una serie de factores que no cuesta tanto llevar a cabo.

Si nos urge ganar algo de dinero, es mucho más fácil vender una moto que un coche. Cuestión de precio, claro está. Sin embargo, hay formas de asegurarse el completar una operación de este tipo más rápido que otras. ¿Cómo? Siguiendo esta serie de consejos que te vamos a dar.

Transparencia

La transparencia a la hora de vender tu moto es clave. De esta manera, mientras más información des en el anuncio que publiques, mejor. Incluso aunque a ti te parezcan datos banales. Marca, modelo, detalles del motor, kilometraje, si ha pasado la ITV… Y sin mentir, claro está.

Las fotos, claves

Muchas veces compramos con los ojos, que se suele decir. Gran parte de la culpa de que aumente el interés de un comprador por tu motocicleta la tendrá el que las fotografías que realices saquen lo mejor de ella. Un buen encuadre e, incluso, un fondo que favorezca la instantánea harán más que bien. También merece la pena hacer fotos de detalle de la moto, mostrando todas sus virtudes.

El precio

Todos queremos sacar el máximo partido económico de una venta, pero hay que tener en cuenta que esto tiene cierto límite. Busca en Internet motos parecidas a la tuya para ver en qué precios se mueve el mercado de segunda mano y adecua el tuyo a ello. Si la pones mucho más barata, la gente huirá, y si es lo contrario, no se interesarán.

Dónde anunciarla

Internet ha abierto un inmenso mundo de posibilidades para el mercado de segunda mano. Indaga acerca de cuáles son las webs de mayor éxito en este sentido, tanto especializadas como no especializadas. Lugares donde se vende de todo, como Wallapop, son también una garantía de éxito. Incluso si vives en una localidad pequeña, no está de más que cuelgues carteles por la calle.

Amabilidad y paciencia

Tanto por teléfono como en persona has de ser amable con el posible comprador, incluso aunque hayas tenido que enseñar sin éxito muchas veces la moto. Si el que se va a gastar el dinero siente buen feeling contigo, habrá más posibilidades de que finalmente compre.

Buena presencia

Que la moto esté limpia y reluciente no es algo que solamente haya que cumplir cuando le vamos a hacer las fotos. En el momento en el que el cliente viene a verla, si se encuentra algo que no es acorde con lo que espera, se reducirán mucho las posibilidades de venta.

Comentar

Últimas noticias