Spring Tire: el neumático del futuro que no se desgasta creado por la NASA

¿Y si en un futuro no muy lejano existieran unos neumáticos que no sufriesen ni desgaste ni deformaciones? Pues en eso precisamente trabaja la NASA. El prototipo en cuestión se llama Spring Tire, y aunque en principio está pensado para vehículos espaciales, se trata de una tecnología que bien podríamos tener en algún momento para nuestro día a día.

Este nuevo Spring Tire, cuya estética desde luego te chocará, está pensado para resistir las grandes exigencias que supondría viajar a otro planeta. De esta manera, está construido no solamente para evitar su desgaste, sino para soportar la dureza de cualquier impacto, algo que logra gracias a su elasticidad, y de adaptarse a cualquier terreno sin perder propiedades. Tal y como ves en el vídeo que preside estas líneas, el neumático es capaz de adaptar su forma a la del terreno para luego volver sin problemas a lo que era.

El Spring Tire, que carece de cámara de aire y por tanto no sabe lo que son los siempre molestos pinchazos, está hecho de un material que se ha bautizado como Nitinol, que viene a ser una aleación de níquel y titanio. Ésta es la responsable de que el neumático pueda mantener en todo momento intacta su estructura atómica, sea cual sea la fuerza que actúe sobre él.

Queda por ver el futuro que le espera a esta nueva tecnología. Seguro que más pronto que tarde la vemos en algún vehículo que sea enviado a cualquier misión en el espacio exterior. ¿Y por qué pensamos que puede llegar al mundo del automóvil? Porque la NASA ya lo ha probado a modo de experimento en un Jeep Wrangler. Y éste funcionó, con unas prestaciones muy similares a las de las gomas habituales. Interesante suena, sin duda.

Comentar

Últimas noticias