¡Pillados!: Detenidos dos mecánicos que provocaban averías para luego repararlas

Mecánicos
Dos mecánicos de Melilla han sido detenidos por provocar averías a los coches que aparcaban alrededor de su taller para luego arreglarlos ellos mismos.
Comentar

Seguro que te suena haber tenido alguna vez una conversación con alguien en la que alguno de los dos sospecháis de que el taller de turno le arregla una cosa a vuestro coche al tiempo que rompe otra. Por suerte, esto no suele pasar de un chascarrillo gracioso, pues la mayoría de los centros son profesionales, como debe ser. Sin embargo, piratas hay en todos los lados. En este caso, en Melilla, donde dos mecánicos han sido detenidos al demostrarse que había cometido varias estafas provocando ellos mismos averías a los vehículos que pasaban por sus manos para después tener que arreglarlos.

Según informa Infotaller, tras ser detenidos por la Policía Nacional, se han detectado hasta ocho estafas cometidas por los mecánicos, con las que habrían defraudado hasta 2.800 euros, una cantidad nada despreciable.
Pero, ¿cómo empezó todo? La primera pista que dio pie a la investigación correspondiente surge con la denuncia de uno de los conductores afectados.

Al parecer, desde ella se descubrió que estos individuos lo que hacían era manipular un coche aparcado en la calle para que éste no arrancase, algo que descubría el propietario en cuanto fuese a utilizarlo. Entonces, uno de los acusados aparecía ‘por sorpresa’ para ofrecer su ayuda, argumentando que era mecánico y que podrían ofrecerle un buen servicio en su taller, curiosamente cercano al lugar de los hechos.

La avería que provocaban estos dos mecánicos era la desconexión del árbol de levas, de tal manera que era imposible que el coche afectado se pusiera en marcha. Además, por razones técnicas, siempre se decantaban por vehículos de la marca Hyundai, concretamente por los modelos i30 Wagon -no el de la generación recién lanzada- y el extinto Getz.

De momento el caso ha llegado hasta aquí, pero ahora que se ha hecho público no se descarta que aparezcan más afectados, pues parece una manera muy simple y accesible de lucrarse de forma ilegal y poco ética. Por suerte, estos dos tipos ya están a buen recaudo.

Últimas noticias