Noticias

Reino Unido acabará con los coches diésel y gasolina en 2040

Reino Unido se pone serio con la contaminación.
0 Comentar

Es evidente que la contaminación presente en las grandes ciudades es un problema grave a atajar en los próximos años. Los vehículos diésel serán los grandes perjudicados en las principales capitales, llegando a desaparecer probablemente en unas décadas. Pero ahora Reino Unido ha ido un paso más allá y acaba de anunciar la prohibición de la venta de coches diésel y gasolina en 2040.

La medida sería de lo más restrictiva si la comparamos con las de otros países del Viejo Continente, en los que prima la imposición de mayores impuestos a las mecánicas de gasóleo y la retirada paulatina de los modelos más antiguos y contaminantes. En Reino Unido, donde Londres es una de las grandes capitales con mayor nivel de polución, no quieren acciones intermedias y cortarán de raíz el problema de la contaminación.

Ha sido el propio ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, quien ha anunciado está exigente medida a adoptar en los próximos años. La intención es que diez años después de retirar de la venta los coches diésel y gasolina, desaparezcan de la circulación este tipo de mecánicas. Es decir, se espera que para 2050 todos los vehículos en circulación registren emisiones cero. Sin duda un objetivo de lo más exigente.

Gove destinará próximamente 200 millones de euros para que las autoridades mantengan un control del acceso de los vehículos más contaminantes a determinados puntos, en lo que supondrá un paso inicial para lograr su propuesta.

Según los últimos datos, la demanda de automóviles diésel cayó un 10% en la primera mitad del año en Reino Unido, mientras que las ventas de vehículos de gasolina subieron un 5%. Las ventas de modelos eléctricos e híbridos han aumentado casi un 30% en el mismo período, la sección de más rápido crecimiento del mercado, pero aún representan menos del 5% de las matriculaciones de automóviles nuevos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias