Deportivos

El Subaru WRX STI más espectacular bate el récord de Nürburgring

Subaru STI WRX Type RA NBR Special
El Subaru STI WRX Type RA NBR Special ha batido el récord de Nürburgring de su clase con un tiempo de 6 minutos y 57,5 segundos.
Comentar

Tras un primer intento arruinado por la lluvia hace no mucho tiempo, Subaru ya puede presumir de tener el récord de Nürburgring para un sedán de cuatro puertas. Se trata del WRX STI Type RA NBR Special, que ha completado los más de 20 kilómetros del Infierno Verde en 6 minutos y 57,5 segundos.

Este Subaru WRX STI Type RA NBR Special es un diseño desarrollado como escaparate del modelo de calle, que además de la plusmarca recién conseguida, también tiene las de otros escenarios míticos como son la Isla de Man y la colina del Festival de Velocidad de Goodwood.

Entrando en detalle, este impresionante WRX STI Type RA NBR Special es un vehículo de carreras personalizado por Prodrive, al que se le ha añadido una jaula de seguridad interior soldada para incrementar su rigidez. Además, lleva un motor bóxer de 2 litros que ha sido modificado y optimizado. La entrada de aire llega a los 75mm, con un turbo que ofrece hasta 25 psi. Todo ello produce más de 600 CV a 8.500rpm. La velocidad punta que ha logrado alcanzar, según Prodrive, es de 288 km/h. Palabras mayores.

Subaru STI WRX Type RA NBR Special
El Subaru STI WRX Type RA NBR Special cuenta con un motor que desarrolla más de 600 CV de potencia.

Otra de las peculiaridades de este WRX STI vitaminado es que usa una caja de cambios automática de WRX, modificada para el uso de levas. La velocidad de los cambios de marchas son unos de los más rápidos que jamás hayamos visto, con tiempos de 20 a 25 milisegundos.

Estéticamente también se aprecia desde un primer momento que este Subaru WRX STI Type RA NBR Special tiene poco de convencional. La razón no es otra que la incorporación de un nuevo y rediseñado pack aerodinámico que a máxima velocidad ofrece una carga de 294 kg. El diseño incorpora igualmente un alerón accionado de forma eléctrica e hidráulicamente, que se puede retraer o extender completamente dependiendo de si se quiere aumentar o reducir la carga aerodinámica en las curvas o rectas. El conductor tiene control absoluto del mismo mediante unos botones en el volante que le permiten en tan sólo 20 milisegundos cambiar su posición completamente. En definitiva, toda una obra de arte que desde ahora tiene un motivo más para presumir.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias