SUV

Seat Arona: así se gestó la llegada del nuevo SUV… ¡en helicóptero!

Seat Arona: así se gestó la llegada del nuevo SUV… ¡en helicóptero!
La llegada del Seat Arona a Barcelona montado en un helicóptero fue toda una sorpresa para quienes se encontraban en la ciudad catalana hace unos días.
0 Comentar

Hace unos días, en las jornadas previas a la presentación oficial del nuevo Seat Arona, muchos medios se hicieron eco de la presencia del nuevo SUV de la marca española en Barcelona. Pero no de una manera convencional, sino sobrevolando la ciudad catalana anclado a un helicóptero. Una hábil maniobra publicitaria de la marca española que desvió la atención de todo el universo del automóvil hacia ellos. Pero, ¿qué curiosidades encerró este acto? Varias, y de lo más interesantes.

En primer lugar, una plataforma en forma de ‘H’ construida a medida sujetaba el coche para que el vuelo fuese estable y seguro. El piloto despegó sin carga , lanzando el cable que uniría la cabina con la plataforma del Arona. Un técnico unió ambos sistemas de anclaje y el coche empezó a elevarse, colgado a 20 metros del helicóptero.

Seat Arona
El vuelo del Seat Arona nos dejó algunas imágenes impresionantes.

Poco antes de emprender el vuelo, se sustituyó la funda de confidencialidad que protegía el modelo por una de seda roja. Cuando el Arona llegó a 7 metros de altura, cuatro especialistas a pie de pista retiraron la funda para que fuese visible en el aire. El piloto del helicóptero, por cierto, no era un cualquiera, sino un profesional con más de 15 años de experiencia.

Para poder llevar a cabo un vuelo suave con el coche perfectamente estable, técnicos e ingenieros de Seat estudiaron el peso del modelo para que fuera equilibrado con el del helicóptero. Este tipo de vuelo con carga solo se puede llevar a cabo sobre el mar por cuestiones de seguridad. Además, un segundo helicóptero lo acompañó en paralelo para captar las mejores imágenes. Aunque el piloto que llevaba el vehículo no puede quedarse estático completamente, con su destreza consiguió mantenerse suspendido en el mismo punto en ciertos momentos para conseguir algunos de los planos más espectaculares.

A una velocidad de 40 nudos, unos 80 km/h, el nuevo modelo recorrió durante unos 50 minutos el litoral de Barcelona a 300 metros de altura sobre el mar y se mostró así, de forma simbólica, a transeúntes y bañistas que disfrutan en ese momento de la costa. Todos se quedaron intrigados acerca de lo que estaban viendo. Hasta que hace unos días pudimos conocerlo de primera mano. Bienvenido.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias