SUV

Mansory crea el Mercedes-AMG GLS 63 más temible: ¡841 CV!

El nuevo Mercedes-AMG GLS 63 que ha preparado Mansory aúna un espectacular y deportivo diseño con un monstruoso motor de 841 CV.
0 Comentar

Cómo nos gusta cuando a un preparador se le va la cabeza. El resultado siempre suele ser un vehículo que destaca en todos los sentidos y que lo único que logra es que nos entren unas ganas terribles de conducirlo. Por desgracia, su precio lo suele impedir, pero eso no quita que se nos haga la boca agua. Es el caso del Mercedes-AMG GLS 63 que acaba de desvelar Mansory, que además de una imagen mucho más deportiva que el original, encierra en sus entrañas un motor que da respeto solo con mirar sus características.

Lo primero que observamos es una imagen exterior donde destaca una carrocería pintada en un impresionante color gris metalizado. No obstante, el aumento de músculo es lo que realmente infunde respeto. Éste llega dado por unas nuevas aberturas y tomas de aire ensanchadas, además de por una nueva parrilla donde en lugar de la estrella de Mercedes vemos el logo de Mansory. Otro de los puntos clave lo encontramos en los pasos de rueda, ensanchados lo suficiente como para poder equipar unas llantas de 23 pulgadas. En canto a la zaga, destacan la presencia de un nuevo difusor de aire y un llamativo alerón trasero.

Mercedes-AMG GLS 63 Mansory
El alerón y el difusor son las principales cartas de presentación en la zaga del Mercedes-AMG GLS 63 de Mansory.

Mansory también ha trabajado de lo lindo en el interior de este Mercedes-AMG GLS 63, realzando la deportividad del modelo. Se modifica el volante, ahora más cómodo, y se incorpora una tapicería de cuero que aumenta más si cabe la sensación de calidad del conjunto.

A pesar de que todo lo que te hemos contado ya es espectacular, nos queda lo más impresionante de esta preparación, el motor. Bajo la piel del Mercedes-AMG GLS 63 de Mansory nos encontramos con un motor de 5,5 litros biturbo, que ha sido retocado ganando casi 300 CV respecto al original, dejando la cifra final en unos monstruosos 841. Gracias a esta mecánica, el descomunal SUV del que hablamos puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, además de alcanzar una velocidad punta de casi 300 km/h. ¿Su consumo? Casi mejor ni hablar de él…

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias