Deportivos

Lexus LC 500: Conducimos uno de los coches más espectaculares del mundo

Lexus LC 500
0 Comentar

Todos los que vemos con pasión el mundo de los coches vemos con cierto recelo los prototipos que año tras año presentan las marcas. En el fondo sabemos que la mayoría son ilusiones utópicas que quedarán más o menos en el olvido cuando llega el modelo de calle. No es el caso del nuevo Lexus LC 500, cuyo parecido con el prototipo que lo anticipó, el LF-LC, es mucho más que razonable. Parecen dos gotas de agua, incluso.

Es precisamente esta espectacularidad estética lo que va a llamar la atención de los futuros clientes de este coche, a lo que se suma la exclusividad que va a aportar. Parte de 120.000 euros, una cifra por la que se podría apostar por un súper deportivo de marcas más establecidas que Lexus. De esta manera, se verán muy poquitos LC 500 por la calle, lo que te distinguirá más si cabe si eres uno de sus afortunados propietarios.

Además de sus agresivas formas, con el Lexus LC 500 estamos ante un coche realmente grande. Su longitud es de 4,76 metros, mientras que la anchura se va hasta los 1,92. Músculo por doquier, sin duda. Esto se traduce además en un espacio interior que para ser un coche deportivo es bastante generoso en la parte delantera. No hemos encontrado limitaciones que hagan de la experiencia de conducción algo molesto con el paso de los kilómetros. Eso sí, aunque tenga plazas traseras, éstas no sirven para mucho más que para trayectos cortos siempre y cuando viajemos cuatro personas de menudo tamaño. Tampoco destaca por su amplitud el maletero, algo normal en un vehículo de este tipo, ofreciendo 197 litros en el caso de la versión de gasolina y 172 en el caso de la híbrida.

Lexus LC 500

 

Lexus LC 500 y LC 500h, dos formas de ver la deportividad

El Lexus LC 500 se ofrece con dos variantes mecánicas, la de gasolina, que cuenta con un V8 de 5 litros capaz de desarrollar una potencia de 477 CV, y la híbrida, cuyo propulsor de gasolina V6 de 3,5 litros se aprovecha del desempeño de la parte eléctrica para anunciar de forma conjunta 359 CV. En cuanto a prestaciones, ambos andan muy a la par, acelerando de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos con una velocidad punta de 270 km/h el primero, y de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos con una máxima de 250 km/h el segundo. Sin embargo, las sensaciones cuando conduces de forma dinámica estas dos bestias del asfalto son bastante diferentes.

Lexus LC 500: Conducimos uno de los coches más espectaculares del mundo

Vaya por delante que probamos ambos vehículos en circuito -en Ascari, situado en Ronda, concretamente- y bajo unas condiciones meteorológicas dantescas. Decimos esto porque ni una pista de carreras es el hábitat natural del Lexus LC 500 -sus rivales serían más bien un Mercedes Clase S Coupé o un BMW M6 que un Porsche 911-, ni pudimos sacarle todo el jugo que deberíamos a semejante maravilla con ruedas. Lo que sí pudimos ver son las cualidades que ofrece cada mecánica.

La variante de gasolina es la que ofrece unas sensaciones más emocionantes. Además de un sonido que enamora, el comportamiento del vehículo es el que puedes esperar de uno que lleva bajo su capó un motor V8. Además, la caja de cambios de 10 velocidades por convertidor de par que equipa funciona a la perfección. La pega que le puedes encontrar es que conduciendo de una forma muy deportiva le vas a notar más inercias que a otros deportivos más radicales, y es que no hay que olvidar que su peso se va por encima de las dos toneladas -2.010 kilogramos en este caso, y 2.060 en el de la variante híbrida-.

En cuanto a la versión híbrida, bajo mi punto de vista pierde algo de capacidad ‘racing’ respecto a la de gasolina. Se trata de un conglomerado tecnológico que roza la perfección, pero la pasión que es capaz de transmitir no es la misma. El sonido, obviamente, no es el mismo, y eso en este tipo de coches me parece vital. Disponemos además de una nueva caja de cambios de 4 velocidades combinada con la CVT que ya conocemos de otros modelos, lo que se traduce a la hora de manejarla con las levas en una ‘simulación’ de 10 relaciones que está bastante conseguida.

Uno de los puntos comunes que presenta el Lexus LC 500 con su versión híbrida es la presencia de hasta seis modos de conducción, que van desde los más respetuosos con el medio ambiente hasta uno enfocado totalmente a la deportividad, pasando por uno personalizado en el que podremos configurar el coche a nuestro gusto.

Lexus LC 500

Lexus LC 500, acabados y precio

La compra del Lexus LC 500 no supondrá un dolor de cabeza para aquellos que estén interesados en ella. La marca japonesa ha simplificado bastante este proceso, cosa que se agradece, con la presencia de tan solo dos acabados. El primer, muy completo, es el Luxury, mientras que por encima está el Sport+, que añade detalles interesantes como las llantas de 21 pulgadas -de serie son de 20-.

Los precios del coche también son bastante claros. El más barato es el Lexus LC 500h con acabado Luxury, que cuesta 120.000 euros. Por encima está la variante Sport+ de éste, disponible por 130.000, mientras que las variantes de gasolina cuestan 140.000 y 150.000 euros respectivamente.

Noticias relacionadas

Categorías

Lo más vendido

Últimas noticias