Berlinas

Rolls-Royce Phantom VII, la joya de la corona británica se despide

Rolls-Royce Phantom
0 Comentar

No cualquier coche es capaz de mantenerse a la venta durante diez años sin perder un ápice de atractivo y calidad frente a sus rivales. El Rolls-Royce Phantom VII es uno de ellos y la noticia es que, tras más de una década alegrando nuestra vista, se despide de manera definitiva. La marca británica de coches de lujo anuncia el cese de la fabricación de esta joya de la automoción, que probablemente dé paso a una nueva generación cargada de tecnología en no demasiado tiempo.

Pero el Rolls-Royce Phantom VII no podía despedirse de cualquier manera, y para celebrar tantos años de éxito de uno de los coches más lujosos del mundo la firma ha creado la última unidad de este modelo destinada a un coleccionista de la marca. Como era de esperar el nombre de este afortunado no ha sido desvelado, aunque algo sí tenemos claro sobre su persona: posee unos cuantos ceros en su cuenta corriente y un gusto exquisito con los automóviles.

Una unidad tan especial del Phantom y un cliente tan exclusivo merecían la creación de un modelo único. De esta forma Rolls-Royce se propuso hacer realidad cualquier petición de este coleccionista con la intención de crear una unidad nunca antes vista y digna de ser el último Phantom VII fabricado. Nuestro misterioso protagonista quiso así que su nueva joya estuviera inspirada en los transatlánticos de 1930. El resultado lo puedes contemplar en imágenes.

Rolls-Royce Phantom

Un Rolls-Royce Phantom VII único en el mundo

El color ‘Blue Velvet’ de su carrocería es sencillamente espectacular y se combina con la franja blanca que recorre el borde de los neumáticos. Un vistazo a su interior y parece que estemos dentro de un gran barco de lujo.

La mecánica que mueve a este “transatlántico” es el potente V12 de 6,7 litros característico de la firma británica y que rinde una potencia de 460 CV. No es una potencia exagerada si tenemos en cuenta un peso de más de dos toneladas y una longitud que supera los seis metros. Aún así, seguro que muy pocos coches pueden plantar cara en lo que a calidad se refiere al último Rolls-Royce Phantom VII de la historia.

Noticias relacionadas

Categorías

Lo más vendido

Últimas noticias