Competición

Alfa Romeo 4C Picchio, el más bruto jamás conocido

0 Comentar

Vaya por delante que jamás lo vas a ver por las carreteras convencionales, pero eso no es impedimento para que desde ya sea la variante más espectacular que jamás hayamos visto del Alfa Romeo 4C. La han creado los chicos de Picchio, y ha sido creado para que el piloto Marco Gramenzi participe con todas las garantías posibles en el Campeonato Italiano de Subidas de Montaña.

Tal y como ves en las imágenes, el Alfa Romeo 4C Picchio poco o nada tiene que ver con el modelo original. El monocasco de fibra de carbono que trae de serie el coche ha servido no obstante de base para crear un auténtico miura de carreras. Éste amplía en 3 centímetros su batalla, y mantiene el motor en la misma posición central trasera que ya conocíamos. Eso sí, la mecánica solamente se parece a la original en su cubicaje, 1,75 litros. Partiendo de aquí, tenemos un rosario de modificaciones electrónicas, en el turbo y en el escape que han disparado la potencia hasta los 600 CV. ¿El par máximo? Unos exuberantes 580 Nm. El motor se asocia además a una caja de cambios secuencial Hewland TMT-200 que envía todo el potencial del mismo al tren trasero.

El kit aerodinámico que Picchio ha creado para este Alfa Romeo 4C tan especial tiene como único objetivo que el coche se mantenga adherido al asfalto a pesar del extra de potencia del motor. Para ello se han añadido alerones tanto en la parte delantera como en la trasera y un difusor de aire de grandes dimensiones. Además, se ha instalado una nueva suspensión de carreras y las ruedas van montadas sobre unas llantas de 13 pulgadas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias