Deportivos

Mercedes-AMG S 65 Coupé: Brabus lo deja a la altura del betún

Mercedes-AMG S 65 Coupe Brabus 1
0 Comentar

Hasta las más inquietantes bestias pueden parecer ‘lindos gatitos’ en algún momento de la vida. Depende de con qué las compares, claro. Es el caso de hoy, en el que os mostramos lo que ha sido capaz de hacer el preparador Brabus con todo un Mercedes-AMG S 65 Coupé.

El Salón de Ginebra se acabó hace ya un par de semanas, pero tal fue el número de novedades que allí vimos que algunas se nos quedaron en el tintero. Este Mercedes es una de ellas, y es que los stands de los preparadores no llegan a tener el mismo nivel de atención que el de las marcas oficiales en este tipo de muestras. Sea como sea, vamos a desgranar todo lo que da de sí uno de los coupés más brutales de toda la historia de la automoción.

Mercedes-AMG S 65 Coupe Brabus 3Como verás en las imágenes, lo primero que ha cambiado del Mercedes-AMG S 65 Coupé es su estética. A un lado queda la intrínseca elegancia de los coches alemanes para dar paso a una dosis extra de agresividad que a nosotros nos encanta particularmente. Sobre el resto de las cosas destacan el nuevo splitter de la zona delantera y el nuevo difusor de la zaga, ambos de fibra de carbono, mismo material que el de las carcasas de los espejos retrovisores. También se han añadido unas nuevas llantas de 21 pulgadas, aunque si no te parecen suficientes siempre puedes pedir a Brabus que te instale unas de 22. El preparador también opta por reducir la altura de la carrocería del modelo original en 15 milímetros gracias a unas nuevas suspensiones y por instalar un nuevo sistema de frenos carbocerámicos.

En el interior, la imagen del Mercedes-AMG S 65 Coupé de Brabus es menos agresiva. Se apuesta por unos tonos marrones claros y oscuros que contrastan entre sí aportando un toque extra de elegancia. También se aprecia una nueva instrumentación, pedales acabados en aluminio y el logotipo de Brabus en el volante.

Mercedes-AMG S 65 Coupe Brabus 2Pero, ¿y el motor? Bajo el capó tenemos a la gran estrella de esta preparación de Brabus, que ha optado por aumentar el cubicaje de la mecánica original desde 6 hasta 6,3 litros. Esto, unido con dos nuevos turbos y un sistema de escape diferente hace que se alcancen unos exuberantes 900 CV de potencia y 1.500 Nm de par máximo. ¿El resultado? Una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

Lo que por ahora desconocemos, y casi que es mejor, es el precio de esta joya sobre ruedas. Eso sí, teniendo en cuenta que el Mercedes-AMG S 65 Coupé original roza los 300.000 euros, muchos de vosotros habréis descartado ya su compra, ¿o no?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias