Test de coches

Prueba del Renault Twingo TCe 90 EDC

Prueba del Renault Twingo TCe 90 EDC
Renault Twingo 1
0 Comentar

Tengo que reconocer que probar el nuevo Renault Twingo me hacía especial ilusión por dos razones. La primera de ellas es que su primera generación siempre fue uno de esos coches que en mi más tierna infancia me llamaba la atención. La segunda es que ya había tenido la oportunidad de ponerme al volante durante un día del Smart ForFour, en esencia el mismo coche que el urbano francés. Aquellas horas me dejaron muy buenas sensaciones, algo que he venido a confirmar durante la semana que he compartido con el Twingo. Sin duda, estamos ante una de las opciones urbanas más apetecibles, y más ahora que se puede elegir con una caja de cambios automática. ¡Vamos a verlo!

Diseño

Renault Twingo 9

El nuevo Renault Twingo tiene en sí algo de la primera generación que en su día me marcó. Renault ha buscado una vuelta a los orígenes de este modelo adaptándolo a los tiempos que corren. Eso ha derivado en unas formas redondeadas que le aportan un carácter de lo más simpático y en unas combinaciones cromáticas bastante llamativas. Y todo ello sin olvidar la capacidad de personalización que ofrece, algo vital en este tipo de vehículos hoy en día. La unidad que hemos probado contaba con adhesivos en los laterales que aportaban un toque extra de juventud y dinamismo sobre un color rojo –Rojo Deseo es su nombre oficial, mientras que su coste es de 495 euros- al que la incidencia de la luz del día le aportaba una interesante capacidad ‘mutante’. Granate a la sombra, tirando a naranja al sol.

El exterior del nuevo Renault Twingo hace de la sencillez un arte. No tenemos elementos que llamen la atención unos por encima de los otros. Sin embargo, el conjunto logrado tanto en la parte delantera como en la zaga es de una armonía total. Destacan los faros de formas cuadriculadas en el frontal, donde también aparecen unas ópticas más pequeñas con las luces diurnas, y una zaga muy bien trabajada donde los pilotos tienen un tamaño considerable.

En cuanto a las medidas que presenta este nuevo Renault Twingo, estamos hablando de 3,59 metros de largo, 1,64 de ancho y 1,55 de alto. Se trata por tanto de uno de los urbanos más altos de la actualidad, lo que deriva en una mejora del espacio interior disponible.

Interior

Renault Twingo 5

El interior del Renault Twingo está bastante conseguido a todos los niveles. Empezando por el diseño puro y duro, se aprecia una continuidad estética respecto al exterior. Nuestra unidad de pruebas tenía varios paneles en un color rojo idéntico al de la carrocería, algo que aporta un toque desenfadado que le viene muy bien al urbano francés. En lo que a materiales se refiere, se opta por plásticos duros, si bien la disposición de estos es perfecta no pudiendo poner pero alguno. Es, además, una solución típica en este segmento.

Renault Twingo 6

Una vez sentado en el asiento del conductor, cuya posición es quizá demasiado erguida -manías personales, supongo- nos encontramos con un cuadro de mandos muy sencillo. Tanto, que el cuentarrevoluciones brilla por su ausencia. Eso sí, tengo que reconoceros que es algo en lo que me fijé nada más montarme en el coche pero que en ningún caso he echado de menos. La pantalla que encontramos en esta zona hace las veces de ordenador de a bordo. También destaca el volante, de agradable tacto y grosor perfecto. Éste tiene la parte baja achatada además, lo que aporta un toque deportivo que se agradece.

La consola central del Renault Twingo que hemos probado es otro de los puntos que destaca. La presencia del sistema R-Link y, por tanto, de la pantalla táctil aporta una imagen digna de un segmento superior. No me ha gustado tanto el diseño de la zona de la palanca de cambios, excesivamente diáfano. Además, siempre me ‘quejaré’ de aquellos cambios automáticos cuya palanca funciona ‘al revés’, es decir, subiendo marchas empujando la palanca hacia adelante y reduciendo mientras tiras hacia atrás. Especialmente si carecemos de levas en el volante, como es el caso.

Renault Twingo 10

El confort que ofrecen los asientos, así como la cantidad de huecos portaobjetos existentes, solamente merece elogios. Obviamente, el espacio disponible en la parte trasera para los pasajeros no es muy amplio, pero tampoco lo pretende. Tendremos el hueco suficiente como para que un trayecto urbano no se convierta en un martirio. Ninguna queja en este aspecto, por tanto.

Renault Twingo 7

Nos queda por comentar el maletero, cuya capacidad como podrás imaginar es limitada, algo que sucede con todos los modelos de este segmento. Dispondremos normalmente de 174 litros de capacidad, que pueden ser ampliables a 219 colocando los respaldos traseros en una posición más erguida -no lo recomendamos, ya que se vuelven demasiado incómodos- o a 980, si abatimos los mismos y el asiento del copiloto.

Motor y consumos

Renault Twingo 4

El único motor disponible en el Renault Twingo asociado a la caja de cambios automática de doble embrague EDC es el gasolina TCe de 0,9 litros y 90 CV. Para mí, es ni más ni menos que el motor perfecto para un vehículo urbano. ¿Por qué? Por la gran versatilidad que ofrece. Estamos hablando de una mecánica que se comporta a la perfección en ciudad, con suavidad y eficacia. Pero es que además ofrece el suficiente rendimiento como para salir a carretera abierta sin ningún temor. El Twingo con este motor corre mucho más de lo que puedas imaginar. Una grata sorpresa, sin duda.

No obstante, la gran novedad de la unidad de pruebas que hemos tenido a nuestra disposición es el cambio EDC de doble embrague. Si lo que quieres es un coche urbano de verdad, has de equiparlo. Así de claro. Será la única forma en la que logres que los trayectos por ciudad sean totalmente confortables, al poder olvidarte del embrague. Además, Renault ha hecho un gran trabajo con esta transmisión, que envía toda la fuerza del motor a las ruedas traseras. La transición entre las diferentes marchas es prácticamente inapreciable tanto al subir como al reducir, lo que deriva en un mayor confort en marcha. Además, si optamos por manejar el cambio de forma manual, veremos que la velocidad de respuesta del mismo es más que aceptable.

No quiero acabar de hablar del cambio sin elogiar uno de los momentos más críticos de este tipo de transmisiones, el arranque. Generalmente, cuando soltamos el freno en un vehículo dotado de esta tecnología notamos un tirón más o menos fuerte a la hora de ponernos en marcha. Con el Twingo éste es casi inapreciable. Renault ha logrado una suavidad en este punto que solamente merece elogios.

En cuanto a los consumos, durante la semana que conviví con el Twingo el ordenador de a bordo marcó 7 l/100 km, aunque tengo que reconocer que circulé mucho más tiempo por ciudad que por carretera. Si hacemos un uso combinado del vehículo, no es complicado bajar esta cifra 1 litro o más. Con su depósito de 35 litros, las visitas a la gasolinera no serán, por tanto, especialmente frecuentes.

Comportamiento

Renault Twingo 8

El Renault Twingo, a nivel de comportamiento, es un auténtico juguete. Divertido y eficaz a partes iguales. Si hay algo que te va a sorprender desde los primeros metros es el comportamiento de la dirección. Al igual que sucede con la última generación del Smart, el urbano francés destaca por un radio de giro espectacular. Las primeras veces ‘meterás’ más volante del debido al afrontar los virajes, pero una vez que te acostumbres a ello comprobarás de primera mano las posibilidades que esta solución ofrece cuando de enfrentarte al tráfico urbano se refiere. Aparcamientos complicados, esquinas imposibles… nada se te resistirá.

Otro de los puntos que destaca del nuevo Renault Twingo es el compromiso al que se ha llegado entre estabilidad y confort. Éste es especialmente visible cuando el Twingo sale fuera de su hábitat natural. Es fácil hacer un coche cómodo, pero no tanto que a la vez se comporte en curva como es debido. El pequeño de la familia de Renault lo hace, tanto a baja como a alta velocidad. Sorprende para bien, como te he contado mientras hablaba del motor, la capacidad que tiene el Twingo para salir de su entorno. Y todo ello sin perder un ápice de rendimiento en la ciudad, que es para lo que se ha construido.

Disfrutaremos a la vez de una agilidad fuera de lo común en los coches de hoy en día. La presencia del motor en la parte trasera, con el peculiar reparto de pesos que ello implica, nos deja una zona delantera muy ligera. Hay quien dice que eso implica una cierta falta de precisión a alta velocidad. Yo no la he notado. Simplemente es un coche que parte de un concepto diferente al habitual y al que hay que acostumbrarse.

Equipamiento

Renault Twingo 11

El equipamiento con el que contaba la unidad de pruebas que Renault nos ha cedido del Twingo era espectacular, teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo urbano. La presencia del sistema R-Link destaca sobre todas las cosas, con una pantalla táctil desde la que controlar multitud de parámetros del coche, tales como el navegador o la música, que podremos conectar vía Bluetooth. Además, contamos con cámara de visión trasera para el aparcamiento, la cual va acompañada de unos avisadores sonoros que ayudan más si cabe.

Otros de los elementos con los que contaba nuestro Twingo era con el control de crucero, así como con el limitador de velocidad. Sin duda, dos elementos que ayudan a aumentar sobremanera la sensación de confort del coche.

Todo esto, unido al acabado Zen de nuestra unidad, hace que el Twingo que hemos probado tenga un precio de 14.825 euros, siendo el precio de partida del urbano galo en España de 11.725.

Renault Twingo 3

Ficha técnica
Motor
Situación Trasero
Nº Cilindros 3 en línea
Tipo de combustible Gasolina
Compresión 9,5 a 1
Potencia (CV/rpm.) 90 a 5500
Par máximo (Nm/rpm.) 135/2500
Transmisión
Tipo Automática
Cambio EDC doble embrague
Bastidor
Suspensión delantera McPherson/Resorte helicoidal
Suspensión trasera Eje rígido de dion/Resorte helicoidal
Frenos
Delanteros Discos ventilados 258 mm.
Traseros Tambor 228 mm.
Dirección Cremallera eléctrica
Diámetro de giro (m.) 8,6
Número de vueltas de volante 3,4
Neumáticos 165/65 R15 delante y 185/60 R15 detrás
Llantas 15 pulgadas
CARROCERÍA
Nº de plazas Cuatro
Peso en vacío (kilos) 1.018
Depósito de combustible (litros) 35
Largo (mm.) 3595
Ancho (mm.) 1646
Alto (mm.) 1554
Vía delantera (mm.) 1452
Vía trasera (mm.) 1425
Distancia entre ejes 2492
Capacidad del maletero (litros) 174
Prestaciones
Velocidad máxima (km/h.) 165
Aceleración de 0 a 100 Km/h. (seg.) 10,8
Consumos
Urbano (litros/100 km) 6,0
Extraurbano (litros/100 km) 4,1
Mixto (litros/100 km) 4,8

 

Conclusión y rivales

Renault Twingo 2

Si en algún momento me plantease la compra de un vehículo urbano, el Twingo estaría entre mis opciones predilectas. Su comportamiento y la versatilidad que aporta el motor TCe de 90 CV son dos cartas muy potentes con las que enfrentarse a sus rivales. Además, su altura hace que el interior sea más confortable que el de algunos de sus rivales, si bien pierde algo en lo que al maletero se refiere respecto a ellos. Eso sí, tienes que tener en cuenta que hablamos de coches pensados por y para la ciudad, con lo que la capacidad de carga no debe ser en lo primero que te fijes. ¡Más bien lo contrario!

Rivales
Lo mejor
  • Versatilidad del motor
  • Comportamiento dinámico
  • Confort interior
Lo peor
  • Sin levas tras el volante -ni siquiera como opción-
  • Capacidad del maletero algo menor que algunos rivales

Noticias relacionadas

Categorías

Lo más vendido

Últimas noticias