Competición

La policía investiga a Lewis Hamilton

Hamilton
0 Comentar

La vida de Lewis Hamilton fuera de los circuitos está cada vez más envuelta en polémica. Sus nuevas amistades de alto standing ya no sorprenden, ni tampoco que se deje ver por cualquier sarao mediático que surja. De hecho, él mismo nos pone al día a través de las diferentes redes sociales, algo que por otra parte se agradece porque nos deja ver en primera persona cómo vive una estrella del deporte. Sin embargo, esta herramienta de comunicación con el mundo se ha vuelto en contra de Hamilton esta vez. Durante su reciente viaje a Nueva Zelanda, al bueno de Lewis se le ocurrió que era una gran idea subir a su cuenta de Snapchat un vídeo mientras conducía una Harley Davidson en la vía pública. Obviamente, esto supone incurrir en una irresponsabilidad de tal calibre que la policía de aquel país está investigando al actual campeón del mundo de Fórmula 1.

Un portavoz de la policía neozelandesa ha confirmado a los medios locales el inicio de la investigación a Hamilton: “Estamos revisando las imágenes para emprender cualquier acción adecuada que consideremos necesaria. La policía tiene una postura firme ante cualquier actividad que ponga en riesgo innecesario la vida de cualquier persona en las carreteras. La utilización de teléfonos móviles es una distracción importante, sobre todo si se produce en una motocicleta, pudiendo ocasionar graves accidentes”.

Éste no ha sido el único incidente que ha protagonizado Hamilton en Nueva Zelanda, país por el que ha pasado como si fuese Atila, el rey de los hunos. Al parecer, hace unos días Hamilton fue expulsado del casino de Auckland por no cumplir con la vestimenta adecuada, algo que ya le impidió acceder a ver en directo la última final de Wimbledon. Hamilton criticó al casino en su twitter -aunque luego borró el mensaje-, siendo contestado por el establecimiento de una manera elegante -incluso se jactaban de empezar a seguir a Hamilton en Twitter desde ese preciso instante-.

A pesar de estas polémicas, Hamilton no parece muy preocupado. De hecho, ante estos hechos ha dicho lo siguiente: “¿Queréis oír algo gracioso? Cada vez que cuelgo algo en internet que a la gente no le gusta, los periódicos contactan con Mercedes. ¿Os parece que estoy molesto? Yo me lo estoy pasando muy bien… ¡y espero que vosotros también!”.

Siempre seremos firmes defensores de deportistas como Hamilton, que abren parte de su intimidad al gran público para que les conozcan más como personas. Muchos deberían tomar ejemplo. Pero quizás el amigo Lewis debería ser un poco más inteligente a la hora de seleccionar los contenidos que cuelga. Grabarse en una moto mientras la conduce no ha sido su idea más brillante, desde luego.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias