Monovolumen

Renault Scénic: enamorarte de un monovolumen es posible

Renault Scenic 1
0 Comentar

Se acabó el decir que los monovolúmenes no son los coches más agraciados estéticamente del mercado. Es cierto que hasta ahora ha sido así, pero la presentación del Renault Scénic deja bien claro que si se quiere, se puede. Ya teníamos el ejemplo del Espace -que por cierto hemos probado-, que nos dejó bien claro que la dirección de diseño que ha tomado la marca del rombo para este tipo de vehículos es de lo más acertada. Pero es que el nuevo Scénic es aún más atractivo.

Renault Scenic 2Con una imagen más orientada al mundo de los crossover gracias a su carrocería elevada, nos llega la cuarta generación del Renault Scénic, que entre su dotación de serie incluye sorprendentemente llantas de 20 pulgadas. No sabemos el reflejo que éstas tendrán a la hora de conducir este coche, pero el atractivo que generan es innegable. La presencia del Scénic también aumenta gracias a unas vías más anchas y a una altura menor que sus predecesores. Si a todo eso le unimos una carrocería bicolor al estilo del Captur, tenemos un cóctel de cuidado.

Renault Scenic 3Renault también ha echado el resto en lo que al diseño del habitáculo del Scénic se refiere. La calidad rebosa por los cuatro costados, tanto a nivel de materiales como de acabados. Además contaremos con la nueva pantalla táctil de la marca gala, que podrá ser de 7 pulgadas en horizontal o de 8,7 en vertical. Desde ella manejaremos la última versión del sistema de infoentretenimiento de Renault, que ofrece la posibilidad de utilizar todo tipo de aplicaciones gracias a la conectividad con nuestro smartphone.

Tampoco se ha dejado de lado la seguridad. En este apartado, el nuevo Renault Scénic dispone de los últimos avances de la marca, tales como el control de crucero adaptativo ACC, el sistema de frenada asistida de emergencia, la alerta por cambio involuntario de carril, el avisador de ángulo muerto, el lector de señales o la cámara de visión trasera.

Renault Scenic 4Donde no encontraremos muchas sorpresas será en el apartado mecánico, donde el Renault Scénic incorporará la misma gama de motores que el Mégane. De esta manera tendremos un motor de gasolina TCe con dos variantes de potencia 115 y 130 CV- y cuatro variantes diesel Energy dCi, con 915, 110, 130 y 160 CV respectivamente. El más potente de todos se asocia de serie a una caja de cambios automática EDC de 6 relaciones, mientras que el resto contará con cambio manual. De cara al futuro se espera la llegada de una variante híbrida montada sobre el motor diesel de 110 CV, si bien ésta no permitirá circular en modo 100% eléctrico.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias