Deportivos

Apollo N, encanto exótico en estado puro

Apollo N 2
0 Comentar

Esperábamos con ansia la nueva apuesta de Apollo en lo que a súper deportivos se refiere, y ya la tenemos aquí. Se llama Apollo N, y vuelve a suponer una nueva vuelta de tuerca en lo que a este tipo de coches se refiere. Quizás no tenga el nombre de un Ferrari o un McLaren, pero en su exotismo reside parte de su belleza.

El nuevo Apollo N cuenta con un motor situado en posición central con 4,2 litros de cilindrada y 8 cilindros colocados en V. El resultado son 700 CV de potencia a 6.000 rpm además de un par máximo de 880 Nm. Como podrás intuir, esta mecánica es capaz de causar estragos en un coche que tan solo pesa 1.220 kilogramos. Asociada al motor encontramos una caja de cambios automática de doble embrague con siete relaciones.

Apollo N 3Todas estas cifras se traducen en unas prestaciones de infarto. Según nos han dicho, el nuevo Apollo N es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3 segundos, mientras que la velocidad máxima queda fijada en unos impresionantes 360 km/h.

La brutal imagen que tiene el nuevo Apollo N se ve favorecida por sus apenas 1,11 metros de altura, mientras que de largo homologa 4,46 metros. Toda la carrocería está fabricada en fibra de carbono, disponiendo además de una serie de elementos en aluminio. La estructura, por su parte, es de tubo de acero, mientras que en la célula de seguridad comparte protagonismo el kevlar con la mencionada fibra.

La aerodinámica del nuevo Apollo N es una auténtica obra de arte. De hecho, sus creadores afirman que estamos ante el coche que más carga genera de todos cuantos están homologados para circular por la calle. Se han instalado además unas puertas tipo alas de gaviota, que si bien no son las más funcionales, siempre añaden un extra de espectacularidad. También podemos deciros que este coche equipa unas llantas de 19 pulgadas en la parte delantera y 20 en la trasera, las cuales alojan unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de altas prestaciones.

Apollo N 1Otros datos interesantes del Apollo N los encontramos, por ejemplo, en las suspensiones. Tanto en la parte delantera como en la trasera pueden ajustarse. Tenemos también unos discos de freno firmados por AP Racing de 378 mm, sobre los cuales trabaja un sistema ABS de Bosch.

Aunque puede ser homologado como coche de calle -solo hay que ver el equipamiento con presencia de lector de DVD, conexión por Bluetooth o navegador entre otras cosas-, el nuevo Apollo N puede tomar parte en diferentes competiciones, al encajar con las normas de la FIA de cara a las categorías donde podría ser admitido un coche así. Obviamente, el interior del coche cambiaría bastante en este caso, pero llama la atención que incluso la variante presentada para el día a día disponga de elementos como unos pedales ajustables y un extintor…

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias