Deportivos

Mansory 4XX Siracusa, el Ferrari 488 GTB ‘se cabrea’

Mansory 4XX Siracusa 1
0 Comentar

No sabemos si te gustará o no, pero que te va a llamar la atención es algo tan seguro como que todos vamos a morir. Hablamos del Mansory 4XX Siracusa, o lo que es lo mismo, la preparación que ha propuesto la casa Mansory para el Ferrari 488 GTB. A pesar de lo espectacular del súper deportivo italiano, los cambios afectan a todos los niveles. Y es que ya sabéis que cuando una preparación de este tipo viene acompañada de un cambio de nombre significa que las variaciones son muy profundas.

Casi que la mezcla de colores amarillo y negro de la carrocería es lo de menos, porque si nos fijamos con detalle en la carrocería enseguida detectamos todos los añadidos que Mansory ha dispuesto en forma de kit de carrocería. Hablamos de alerones, entradas de aire, faldones, deflectores… toda una colección de piezas realizadas todas en fibra de carbono.

Mansory 4XX Siracusa 2Todos estos elementos tienen su continuación con la presencia de unas nuevas luces de iluminación diurna, así como con un nuevo difusor trasero y unas nuevas llantas que tienen un tamaño de 20 pulgadas en el eje delantero y 21 en el trasero. Puro músculo, en definitiva.

El interior del Mansory 4XX Siracusa sigue fiel a lo que ya te hemos contado. Los colores negro y amarillo vuelven a ser protagonistas en un habitáculo donde nos encontramos un volante y unas inserciones de carbono de nueva factura. También hay que destacar la tapicería de los asientos, que como otras partes del interior están tapizados por un cuero de muy alta calidad.

Mansory 4XX Siracusa 3Todos estos cambios quedarían cojos si Mansory no hubiese acometido reforma alguna del motor original del 488 GTB. Tranquilos, porque no ha sido así. Una reprogramación electrónica, además de otra serie de cambios, es la principal responsable de que la potencia del propulsor de 3,9 litros haya pasado de 670 a 790 CV, anunciándose también un par máximo de 870 Nm. Sin duda unos datos bestiales que posibilitan que este monstruo del asfalto acelere de 0 a 100 km/h en tan solo 2,9 segundos, alcanzando una velocidad punta de 341 km/h.

Este exceso de poderío se ve acompañado por una serie de variaciones que buscan que los poseedores de este coche noten una mejora a nivel dinámico. Hablamos principalmente de unos nuevos muelles y amortiguadores más rígidos que rebajan la altura de la carrocería en 20 milímetros, lo que deriva en una mejora del centro de gravedad que nos permitirá ganar algún kilómetro por hora que otro cuando de afrontar curvas al límite se trate.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias