Deportivos

Volkswagen Golf GTE: el ‘tuning’ más eléctrico

Volkswagen Golf GTE FRST
0 Comentar

Estamos acostumbrados a ver preparaciones de diferentes deportivos que tienen una característica en común. Todos equipan potentes motores de gasolina. Pero no siempre va a ser así. El mundo del ‘tuning’ se abre también a las nuevas tecnologías, tal y como demuestran los chicos de FRST, que se han puesto manos a la obra con el Golf GTE, la versión híbrida enchufable del famoso compacto alemán.

El conocido como el Volkswagen GTI híbrido ve como FRST ha logrado extraer un total de 235 CV de su mecánica, lo que supone un aumento de 31 respecto al motor original. También se aumenta el par máximo en 50 Nm, dejando la cifra total el 400.

¿Cómo ha logrado FRST este extra de empuje? Con una ‘simple’ reprogramación de la centralita electrónica. Además, es lo único que se han atrevido a cambiar, ya que su versión del Golf GTE no incorpora ningún cambio a nivel estético. ¿Tendremos algo más en un futuro próximo? No hay nada confirmado, pero nos da en la nariz que ésta no será la última transformación que veamos del Golf híbrido enchufable.

Así es el Golf GTE convencional

Volkswagen Golf GTE 1A pesar de que la preparación de FRST le da un toque más de picante al Volkswagen Golf GTE, estamos ante un modelo, el convencional, que ya es lo suficientemente interesante para quien quiera un coche que corra y gaste poco. El híbrido enchufable alemán cuenta con un motor 1.4 TSI de cuatro cilindros con 150 CV, potencia que se suma a los 102 CV del sistema eléctrico para dar una suma total de 204 con un par máximo de 350 Nm. Este sistema se asocia a una caja de cambios de doble embrague DSG.

En lo que a prestaciones se refiere, el Volkswagen Golf GTE puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos, alcanzando una velocidad punta de 217 km/h. Sabemos también que puede circular en modo 100% eléctrico durante un máximo de 50 kilómetros y a una velocidad punta tope de 130 km/h.

Volkswagen Golf GTE 2En lo que a diseño se refiere, el Volkswagen Golf GTE sigue la misma línea que el famoso GTI, aunque con matices. Por ejemplo, la parrilla delantera cuenta con un acabado específico que le otorga al coche una personalidad propia, algo que se completa gracias a las nuevas ópticas con tecnología LED. También vemos un cambio de color en la famosa franja del deportivo germano. Mientras que en el GTI es roja, en el GTE pasa a ser azul, color elegido por la marca teutona para diferenciar los modelos que equipen este tipo de tecnología. Con el Passat GTE pasa lo mismo. En la zaga, por su parte, destaca la doble salida de escape situada en uno de los laterales, al estilo del Golf GTD.

También tenemos ciertos cambios en el interior, donde se adapta la clásica tapicería de cuadros del Golf GTI aunque con una tonalidad azul. Lo mismo sucede con las costuras de la palanca de cambios o con la presencia del logotipo GTE en la base del volante.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias