Noticias

Se niega a romper la ventana de su BMW para salvar a su hijo

BMW
0 Comentar

Hay comportamientos humanos que son francamente complicados de entender. La de hoy es una de esas noticias que el 99,9% de nosotros no podemos creer. Nos ponemos en situación y casi todos actuaríamos de una forma… salvo la protagonista de la historia de hoy.

Nos trasladamos a la ciudad de Yiwu, situada en China. Allí, una señora deja su coche, un BMW, aparcado bajo un tremendo calor cuando se da cuenta -no sabemos si por error o conscientemente- de que su hijo de tres años se ha quedado atrapado en el interior del vehículo. Al haberse quedado las llaves dentro, no había forma de salvar al niño. Bueno, sí que la había. Con romper una de las ventanas del coche hubiese sido suficiente para arreglar el problema. ¿Qué madre hubiese dudado en hacerlo? Pues precisamente la que protagoniza esta historia.

Podríamos pensar que la señora no se atrevió a realizar tal acción porque no es tan fácil como parece. Romper la ventana de un coche requiere de algún objeto contundente o de una fuerza fuera de lo común en los brazos. Llegados a este punto, la señora optó por llamar a los bomberos mientras el niño comenzaba a sufrir las consecuencias del calor. Recordemos que, en pleno verano, el habitáculo de un coche aparcado al sol puede llegar a superar los 50 grados centígrados.

Una vez que los bomberos se personaron en el lugar de los hechos y tomaron el control de la situación, le ofrecieron dos soluciones a la ‘sufridora’ madre. O rompían la ventana o forzaban la puerta para abrirla y así salvar al pequeño de una muerte por asfixia. La sorpresa de todos los que presenciaban la escena fue mayúscula cuando la señora ¡se negó a ello! Bajo ningún concepto quería dañar su preciado BMW, por mucho que la vida de su hijo estuviese en juego.

La solución que pedía la mujer era esperar a la llegada de un cerrajero para evitar romper ‘un coche muy caro’, tal y como ella misma lo definió. Eso sí, cuando los bomberos vieron que la situación del pequeño empezaba a complicarse hasta límites inadmisibles, decidieron actuar bajo su cuenta y riesgo haciendo caso omiso de las indicaciones de la dueña del coche. Uno de ellos rompió la ventana para sacar al niño del coche.

El pequeño no sufrió daños finalmente, pero estamos ante una historia que ha conmocionado a medio mundo y por la que una de las peores madres del mundo aún podría pagar un alto precio. Se está promoviendo un movimiento por redes sociales que pide que se le retire la custodia del niño por haber puesto su vida en riesgo. Y todo por un motivo tan nimio como el no querer romper una ventana o una puerta del coche. Si tienes dinero para comprarte un BMW, ¿no lo tienes también para arreglarlo? Aunque lo verdaderamente aterrador es ver hasta donde puede llegar el ser humano en una situación como ésta…

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias