Aves

Cría y reproducción de las perdices

Reproducción de las perdices
¿Cómo es la cría y reproducción de las perdices?

Entre las muchas actividades que se desarrollan con aves, está la cría y reproducción de perdices. Aquí te contamos algunos parámetros para esta actividad.

La cría y reproducción de las perdices requiere de ciertas condiciones mínimas y cuidados para que sea exitosa. Esta actividad comercial es una de las más populares, pero para ello es fundamental que se cumplan con ciertos parámetros. Por otro lado, dentro de las variedades de perdices, las especies conocidas como pardilla y chúcar son las más utilizadas para la cría como actividad comercial oficial. A continuación, veremos algunos consejos y tips muy sencillos que facilitará la cría y reproducción de estas aves.

Cría y reproducción de las perdices: consejos básicos

1.Tipo de perdiz

Antes de iniciarse en la actividad comercial de cría y reproducción de las perdices es fundamental determinar cuál o cuáles de las especies se van a seleccionar. Para ello hay que tomar en consideración que algunas especies deben ser adquiridas con un día de nacimiento; mientras que otras especies deben adquirirse de adultas o en su defecto cuando todavía se encuentran en el huevo.La reproducción de las perdices

2.Apareamiento

Generalmente las perdices son monógamas. Para que el proceso de apareamiento sea exitoso se deben tomar ciertas medidas, tales como el acondicionamiento de la jaula. Esta jaula debe estar dividida en dos, una de las partes debe estar completamente cubierta por todos los lados. Allí se situará el bebedero y nidal. La otra mitad de la jaula debe estar descubierta pero cerrada en la parte superior con una tela de nylon.

Las perdices deben ser emparejadas desde el comienzo de la temporada de celo, la cual suele ocurrir entre los meses de enero y febrero. También es recomendable colocar a la hembra en la jaula semanas antes que el macho, para evitar enfrentamientos por cuestiones de territorialidad.

3.Huevos

Después del apareamiento vendrá el momento de poner los huevos. Como la perdiz en un ave estacional, este proceso ocurrirá entre los meses de marzo y abril, aunque se han visto casos que pueden extenderse hasta el mes de agosto. Durante ese tiempo la perdiz podrá colocar entre 35 y 50 huevos. Luego deberán seleccionarse los huevos que se encuentren en mejor estado. Se deben descartar los huevos rotos o muy sucios. Todos los huevos deberán ser almacenados en un lugar fresco.

4.Incubación y nacimiento

En el caso de querer incubar los huevos, los mismos deberán ser trasladados a una incubadora, que debe estar en una temperatura de 21 grados. Cada cuatro días debe comprobarse la temperatura de la misma y, si no es automática, se deberán dar vuelta a los huevos cada dos días. Después de 23 días de incubación, los huevos deberán ser trasladados al lugar donde nacerán los polluelos. Una vez que nazcan, deberán dejarse en la incubadora por un mínimo de 24 horas.

La cría y reproducción de perdices es una actividad comercial muy competitiva, por lo que la calidad del producto es lo que finalmente será determinante para el éxito del negocio. Por ello es importante ser cuidadoso con todos los aspectos que rodean esta actividad y tomar en consideración los tiempos, higiene y tecnología necesaria. ¿Te gustaría dedicarte a la cría y reproducción de estas aves?

Temas

Lo último en Mascotas

Últimas noticias