Lotería de Navidad

Lotería de Navidad 2018: ¿Cuál es la diferencia entre un décimo y una participación?

Lotería de Navidad diferencia entre un décimo y una participación
¿Cuál es la diferencia entre un décimo y una participación en la Lotería de Navidad?

Queda poco para que llegue el 22 de diciembre, día del Sorteo de la Lotería de Navidad 2018. Si todavía no has comprado tu décimo o número todavía estás a tiempo aunque quizás no tengas claro cuál sería la diferencia entre décimo y participación, otra de las opciones de compra para el sorteo de Navidad.

Décimo y participación no son lo mismo, aunque pueden ir referidas al mismo número. Tampoco la cuantía de dinero que se gana es la misma de modo que tenemos que aclararos la diferencia entre ambos.

El décimo, cuesta 20 euros y podemos decir que es un número “entero” de una de las series que entran en el sorteo de la Lotería de Navidad. Es decir que si nos toca el Gordo, nos llevamos 400.000 euros, mientras que por el segundo premio ganaremos 125.000 euros, y 50.000 euros en el caso de ganar el tercer premio. También se pueden ganar dos cuartos premios, con 20.000 euros al décimo, y ocho quintos, premiados cada uno de ello con 6.000 euros por número.

En cuanto a las participaciones, tenemos que decir que son las fracciones que se hacen de un décimo, de modo que el precio es inferior y también lo será el premio que recibamos en caso de que nos toque. La participación suelen venderse desde empresas o negocios así como estudiantes o sindicatos, que compran un décimo y hacen participaciones con el fin de poder financiarse de modo que en el importe que pagamos por ella también se incluye un donativo.

De este modo cuando compras una participación de un décimo de Lotería, debes saber qué donativo estás haciendo, y que cantidad del premio del Sorteo vas a poder recibir. Incluso será bueno que te fijes en si el número de la participación corresponde a un décimo de lotería como tal o en realidad si te toca, puede que recibas otro tipo de premio (paneras, cestas o cualquier regalo que nada tiene que ver con lo económico).

Por otro lado, cuando sale premiada una participación, el dinero lo cobra la persona que lleva a cabo la gestión del décimo que ha sido fraccionado. Esa misma persona es la que además tendrá que presentar ante la Agencia Tributaria un justificante conforme el premio se va a repartir y no sea considerado una donación con el fin de que quede excluido del impuesto de sucesiones y donaciones.

No podemos olvidar que en lo que respecta al Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, Hacienda se queda siempre un 20% de cualquier premio que supere los 2.500 euros. Tanto para décimos como para participaciones, aunque como decimos hay que demostrar que el premio de las participaciones no son una donación para no tener que pagar además este gravamen.

Últimas noticias